Kalashnikov

AK-47

¿Sabías por qué se llama KALASHNIKOV el fusil de asalto del ejército ruso?

Toma su nombre de Mikhail Timofeyevich Kalashnikov, armero ruso que lo diseñó en 1947.

También es conocido como AK-47, nombre formado por las siglas de Automat Kalashnikov y el año de su invención. Por su gran eficacia, fiabilidad, resistencia y facilidad de manejo, ha sido adoptado por los ejércitos de varios países.

Chistes (24)

Ja, ja, ja…Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos.

Un amigo a otro:
-Esta mañana el veterinario ha pillado a su mujer con el Eusebio y de dos tiros le ha dejado seco, gracias a Dios.
-¿Por qué gracias a Dios?
-Porque si en lugar de ser esta mañana, es ayer, los dos tiros me los pega a mi.

-¿Dónde has estado de vacaciones?
-En Somalia.
-¿Y qué tal?
-Mucha hambre.
-Eso es bueno, que haya buen apetito.

-Desde que mi mujer se fue la casa está vacía.
-¿La echas de menos?
-No, es que se llevó los muebles.

-Pero, ¿cómo has puesto a tu hijo por nombre Bárbaro?
-Porque nació el día de Santa Bárbara.
-Pues, si llega a nacer el día de Santa Ana.

-¿Qué te pasa, hombre?, que te veo malhumorado.
-Nada, que ahora que he aprendido a decir almenaque, van y le llaman candelario.

-Oye, ¿a ti te gustan las mujeres gordas, con halitosis, que dan codazos y roncan?
-No.
-Entonces, ¿por qué te acuestas con mi mujer?

-¿Tú te casaste por amor o por interés?
-Por amor.
-¿Por amor?
-Sí, yo no tenía ningún interés por casarme.

-Mira, una piedra preciosa.
-¿Una piedra preciosa?, pero si es un ladrillo.
-Pues a mí me gusta.

Un policía a otro:
-Ayer pillé a uno con las manos en la masa.
-¿Delincuente habitual?
-No, panadero.

-Mi marido está en su nueva empresa como pez en el agua.
-¿Y qué hace?
-Nada.

-¿Me da su permiso de conducir? -pide el agente a un conductor borracho.
-Claro, conduzca, conduzca.

-Yo no tuve relaciones sexuales con mi mujer antes de casarme con ella. ¿Y tú?
-No lo sé, ¿cómo se llama tu mujer?

Un amigo a otro:
-Tengo que contarte algo de tu esposa, y si no te lo digo reviento.
-Vale, pero no salpiques.

Coplas populares

Las coplas son estrofas de cuatro versos, que riman en asonante el segundo con el cuarto. Una sencilla composición que ha resultado muy popular.

En las fiestas, en las rondas, en las celebraciones… cualquier lugar y momento es bueno para cantarlas. Y son infinidad, como resaltan las siguientes:

Aunque estuviera cantando
un año de trece meses,
no volvería a cantar
el mismo cantar dos veces.

A cantar me ganarás
pero no a saber cantares;
porque tengo yo en mi casa
un libro de memoriales.

De cantares y coplas
tengo yo un arca,
y cuando quiero cantares
alzo la tapa.

A continuación algunas de estas tradicionales coplas, referidas en esta ocasión a las rondas:

A la puerta hemos llegado
con intención de cantar:
si no quieres que cantemos
nos volveremos atrás.

La madre que te parió
debería parir otra;
la una para el que canta,
la otra para el que toca.

Mientras rondan mis amigos
yo golpeo la ventana,
voy a meterme contigo
que estás solita en la cama.

Canta, compañero, canta,
canta bien y canta fuerte;
que la cama de esta dama
está en hondo y no lo siente.

Este majo que ha cantado
habrá dormido con ella,
para saber que está en hondo
la cama de esa doncella.

El que canta a tu ventana
no canta por interés,
que canta por un amigo
que no está de mi a tres pies.

El hueco de una guitarra
me sirve de calabozo,
y tus ojos de cadenas,
morena si no te gozo.

Bien sé que estás en la cama,
bien sé que dormida no,
bien sé que estarás diciendo:
ése que canta es mi amor.

Todos los que cantan bien
se acercan a tu ventana,
y yo como canto mal
me acerco de mala gana.

Todas las noches oscuras
son buenas para rondar,
porque a los enamorados
les gusta la oscuridad.

Comerse un marrón

¿Sabías por qué COMERSE UN MARRÓN es cargar con una culpa propia o de otros?

También cargar con el desempeño de una tarea ingrata de la que otros se libran.

Tiene su origen en el verbo marrar, ‘errar, faltar, molestar, desviarse de lo recto’. De ahí el sustantivo marro ‘regate o ladeo del cuerpo, que se hace para no ser cogido y burlar al perseguidor’, usado frecuentemente hablando de los animales acosados.

Al respecto se puede leer en la 2ª acepción del término en el DRAE: “juego en que, colocados los jugadores en dos bandos, uno enfrente de otro, dejando suficiente campo en medio, sale cada individuo hasta la mitad de él a coger a su contrario. El arte consiste en huir el cuerpo, no dejándose coger ni tocar, retirándose a su bando. Este juego se conoce con otros varios nombres.”

En el lenguaje de germanía (jerga o manera de hablar de ladrones y rufianes, usada sólo por ellos) un marrón era una gran finta, una gran huída. Así dar marrón era dar el esquinazo, huir burlando a alguien, escapar con engaño.

Por contra, comerse el marrón o tragarse el marrón se decía del delincuente a quien pillan por no poder huir y que tiene que cargar con sus culpas y con las de sus cómplices que sí han conseguido escapar.

Actualmente el significado agrupa a los que cargan con culpas ajenas y al que carga con un trabajo que los demás rehúyen.

Aburrirse como una ostra

¿Sabías por qué aburrirse mucho es ABURRIRSE COMO UNA OSTRA?

¿Es que acaso una ostra se aburre?

Al parecer la expresión tuvo su origen en una errónea interpretación del olvido y el ninguneo que padecía el condenado a ostracismo, creyendo que el vocablo derivaba de ostra. Si condenar al ostracismo suponía el abandono, el arrinconamiento y vivir en soledad en el destierro —como se puede suponer que viven las ostras— se podía deducir el aburrimiento que dominaba la vida de estos desterrados.

Pero el término ostracismo no tiene que ver con ostra, sino que proviene de ostrakon, que era la tejuela en forma de concha en la que se escribía el nombre del condenado a tan peculiar destierro.

Frases acerca de las matemáticas

Sorprende lo mucho que se puede decir con muy pocas palabras. En una sola frase se puede concentrar mucha sabiduría, mucho humor, mucha destreza, mucho ingenio…

Veamos algunas citas acerca de las matemáticas.

 

Pondré, como hago a menudo en el curso de mi trabajo, un par de paralelas o líneas gemelas de la misma longitud, así: =, porque no hay dos cosas que puedan ser más iguales.

Robert Recorde

Las matemáticas son como el amor: una idea simple pero que puede complicarse.

R. Drabek

Si un teorema lleva el nombre de un matemático, es seguro que este matemático no es su inventor.

Félix Klein

El ajedrez está más cerca de las Matemáticas que cualquier otra ciencia.

Anatoli Karpov

Es más fácil conseguir la cuadratura del círculo que tener la razón discutiendo con un matemático.

Augustus de Morgan

Hazlo simple, tan simple como sea posible, pero no más.

Albert Einstein

Probamos por medio de la lógica pero descubrimos por medio de la intuición.

Jules Henri Poincaré

El descubrimiento de un fragmento de las matemáticas que cuadra con el mundo de una forma nueva es un raro acontecimiento.

Ted Bastin

Este principio es tan general que no es posible aplicarlo a ningún caso particular.

George Pólya

El opuesto de una frase correcta es una frase errónea. Pero el opuesto de una verdad profunda puede ser muy bien otra verdad profunda.

Niels Henrik David Bohr

La ley de Murphy

La llamada ley de Murphy se enuncia así: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”.

La frase surgió de un experimento fracasado de Edward A. Murphy, ingeniero de desarrollo en un proyecto de las Fuerzas Aéreas USA en 1949. Al probar un equipo de su invención, dotado de dieciséis sensores destinados a medir y registrar la aceleración que podía soportar un cuerpo humano, el experimento fracasó por un fallo del equipo. Al revisar el material se descubrió que los instaladores habían montado mal una pieza clave. Fue entonces cuando pronunció la famosa frase.

La cosa no habría pasado de un desahogo de mal humor, pero Geroge E. Nichols, gerente del proyecto, captó las hondas implicaciones de estas palabras y, no sin ciento humor, les adjudicó el rango de ley.

A partir de su primera formulación se han ido añadiendo postulados, corolarios y teoremas bajo el influjo de la ley. Algunos de los más conocidos son:

Cuando cae una tostada siempre lo hace del lado de la mantequilla.

Si cambias de fila, la que acabas de dejar avanzará más deprisa.

Si pulsas dos teclas al mismo tiempo en el ordenador, te saldrá la tecla no deseada-

El intento de atrapar un objeto que está cayendo causará más estropicio que dejarlo caer.

Cualquier solución entraña nuevos problemas.

Los sucesos fortuitos tienden a suceder todos a la vez.

No hay tarea tan simple que no pueda hacerse mal.

Todo lleva más tiempo del que se piensa.

No comerse una rosca

¿Sabías por qué NO COMERSE UNA ROSCA es sinónimo de no tener éxito con las mujeres?

Cuando no hay manera de ligar, cuando no se consiguen relaciones amorosas, se dice de uno que no se come una rosca.

Se trata de una metáfora sexual que ha trascendido su significado original. Así se aplica a cualquier situación en la que no conseguimos lo que nos proponemos: al que suspende los exámenes, al que busca trabajo y no encuentra, al que no acierta en el juego…

Esta expresión tiene su origen en la típica rosca que, con su agujero central, siempre ha tenido una interpretación sexual. Sentido que se refuerza añadiendo un huevo tapando el hueco (como ocurre en la mona de Pascua). Así, la rosca y el huevo evocan la semilla y el embrión, el origen de la vida.

En las fiestas tradicionales de los pueblos —con motivo de celebraciones en torno a un santo o cualquier otro motivo relacionado con el calendario agrícola— era costumbre obsequiarse unos a otros con roscas, particularmente las jóvenes que regalaban roscas por ellas cocinadas al mozo de su preferencia. Este regalo llevaba implícito un mensaje de insinuación amorosa.

Entonces, el joven que recibía tales regalos se podía comer su (o sus) roscas, y aquél que no despertaba tales sensaciones en ninguna muchacha… pues… no se comía una rosca.

Cárdigan

Cárdigan¿Sabías por qué se llama CÁRDIGAN cierta prenda de vestir?

Se trata de una chaqueta de lana, sin cuello y con botones en la parte delantera.

Debe su nombre a James Thomas Brudnell (1797-1868), séptimo conde de Cárdigan, general del ejército inglés, que en 1854 dirigió la famosa carga de la Brigada Ligera en el ataque a Balaclava, durante la guerra de Crimea.

Antes del ataque y para protegerse del frío, el conde de Cárdigan se hizo tejer tal prenda.

Desde entonces lleva su nombre.

Fusión (3)

La fusión ocurre cuando dos o más palabras, que forman una frase, se convierten en una sola palabra.

Hay casos muy simples y cotidianos de estas palabras fusionadas o compuestas, como sacacorchos o guardabosques, pero la cosa se complica cuando son más palabras o no es tan evidente la fusión. A continuación unos ejemplos:

bienaventurado: afortunado, que goza de Dios.
buscavidas: persona diligente en buscarse por cualquier medio lícito el modo de vivir.
cantamañanas: persona informal, fantasiosa, irresponsable, que no merece crédito.
caradura: sinvergüenza, descarado.
correcaminos: ave corredora.
damajuana: recipiente de cuello corto.
destripaterrones: jornalero que cava o ara la tierra.
dompedro/dondiego: planta cuyas flores se abren al anochecer y se cierran con el sol.
donjuán: seductor de mujeres.
doquier/dondequiera: en cualquier lugar.
espantasuegras/matasuegras: artículo de broma que provoca susto al desenrrolarse rápidamente al soplar por el otro extremo.
hazmerreirr: persona que por su figura, situación o porte, sirve de diversión a los demás.
malhadado: infeliz, desgraciado.
marisabidilla: mujer que presume de sabia.
matasiete: fanfarrón.
metomentodo: persona que tiene la costumbre de meterse en donde no le llaman.
milhombres: hombre pequeño y bullicioso y que no sirve para nada.
quitapenas: bebida espiritosa.
sabelotodo: que presume de ser sabio sin serlo.
simpecado: insignia que en las procesiones sevillanas abre marcha en la sección de cofradías de la Virgen.
siquiera: aunque, por lo menos, tan solo.
soplagaitas: persona estúpida.
tentetieso: muñeco con contrapeso que no pierde la verticalidad.
tragaldabas: persona muy tragona.
vaivén: movimiento alternativo de ida y vuelta.
varapalo: golpe dado con un palo o una vara.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR