Ser un cantamañanas

¿Sabías por qué SER UN CANTAMAÑANAS es ser una persona informal, fantasiosa, irresponsable y que no merece crédito?

Se tilda así a la persona que afirma hacer algo que no cumple, que da largas a los asuntos que no acaba nunca de materializar faltando a sus compromisos.

Su origen hay que buscarlo en el llamado Siglo de oro (que abarca desde el siglo XVI al XVII), cuando se popularizó el uso del término mañana para significar que no se estaba de acuerdo con lo dicho o con lo que se le encargaba a uno hacer.

Se decía mañana harélo, con la intención de no hacerlo nunca. Lo que actualmente se diría como sí, sí, mañana en una clara antífrasis, o también espera sentado.

A ello se contestaba ya cantó mañana, dando a entender que se había advertido la intención de posponer el encargo sine die, es decir, aplazado sin fecha, aplazado indefinidamente.

Así se originó el término cantamañanas, aplicado al individuo que asegura que va a hacer algo con cuya realización los demás no podrán contar, por su informalidad e irresponsabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés