suerte

La suerte del enano

¿Sabías por qué calificamos de LA SUERTE DEL ENANO a la desventura, a la mala racha?

La expresión se aplica a aquél que carece de suerte, al que atrae todos los males, al que va de mal en peor.

A tal desventurado se le compara con el enano que, como si no tuviera suficiente desgracia con serlo, encima le pasa una desgracia tras otra.

Para ilustrar tamaña mala suerte, el saber popular lo resume en un dicho: “La suerte del enano, que se puso a cagar y se cagó en la mano”.

No puede estar más claro: nunca se está tan mal que no sea posible estar peor, y peor… y peor.

Nacer de pie

¿Sabías por qué NACER DE PIE es sinónimo de tener suerte en la vida?

También se dice que ha nacido de pie de aquél al que sonríe la fortuna y todo le viene de cara.

Esta expresión se apoya en la creencia de que los nacidos con los pies por delante —en el llamado parto podálico— tienen más posibilidades de sobrevivir al parto.

Y la creencia tiene su origen en la observación de la mayor probabilidad de supervivencia al parto, sin asistencia médica, de este tipo de parte frente a nacer de culo, e incluso de cabeza.

Tener estrella

¿Sabías por qué TENER ESTRELLA es ser afortunado?

De antiguo se ha creído que los astros influyen en el destino de las personas y que su posición en el firmamento en el momento del natalicio es de gran importancia.

Así se dice que nace con buena estrella, o simplemente que nace con estrella, de aquél afortunado al que la suerte y la ventura sonríe, por haber concurrido astros favorables en su nacimiento.

Si eso es lo que significa tener estrella, su carencia nos lleva al desastre o desastrado: aquél que vive miserablemente por no tener ningún astro que le favorezca. Una persona desventurada a la que se le supone la capacidad de llevar a cabo bajezas y traiciones por su mala estrella.

El el Diccionario de frases y dichos populares de Pancracio Celdrán se recoge la siguient copla popular:

Unos nacen con estrella
y otros nacen estrellados:
qué mala suerte la mía
que soy de los deste lado.

Ser un desastre

¿Sabías por qué SER UN DESASTRE es ser desorganizado, tener mal aspecto, comportarse de manera lamentable?

También se aplica a cosas y lugares y por lo general a un suceso infeliz y desgraciado.

A principios del siglo XIII se llamaba astroso —del latín astrosus— a quien se consideraba que había nacido con mal sino, bajo un mal astro.

Posteriormente los términos desastrado y desastre pasaron a significar lo mismo: infelicidad, descalabro y desorden. Y se aplicaron a aquellos que viven miserablemente al no ser favorecidos por ningún astro.

Estar a la que salta

Liebre¿Sabías por qué decimos ESTAR A LA QUE SALTA para expresar que se está preparado para aprovechar para los fines propios cualquier situación que se presente?

También se dice andar a la que salta.

Según el DRAE es “aprovecharse, para sus fines, de cualquier ocasión que se presenta”. Pero la versión del Diccionario de 1791 va más allá, en el sentido de que no se trata solamente de aprovechar lo que de forma espontánea acaece, sino que se está en situación de búsqueda de esa oportunidad. Así podemos leer: “frase que se dice del que anda buscando las ocasiones que le presenta la fortuna o casualidad, ya sea para sustentarse, divertirse o emplearse”.

Tal como haría un cazador, con sus cinco sentidos volcados en la cacería, atento al eventual salto de una liebre. De hecho, según José Mª Iribarren, el origen de la expresión alude a la liebre en la cacería.

Pender de un hilo

Las Parcas

¿Sabías por qué PENDER DE UN HILO es una expresión con la que se explica el gran riesgo de ruina de una cosa?

Se dice que pende de un hilo la suerte o el hado de aquello que se halla en inmimente peligro. Pende de un hilo, pues, la vida de un moribundo.

La frase tiene su origen en la mitología clásica, concretamente en la fábula de las Parcas (o Moiras). Estas divinidades infernales, que hilaban y cortaban la vida de un hombre, eran tres hermanas: Clotho, Lachesis y Atropos.

La primera y más joven de ellas, Clotho, presidía el momento del nacimiento iniciando el hilo del destino de los hombres. La segunda y representada en ocasiones por una mujer madura, Lachesis, era la que hilaba el hilo de la vida. Y la tercera y más vieja —la parca propiamente dicha— era Atropos, la encargada de cortar con las tijeras el hilo de la vida, sin respetar edad, riqueza o poder.

Las Parcas hilaban lana negra para una vida corta y desgraciada y blanca para una vida feliz y prolongada, aunque muchas veces solían mezclar los dos tipos de lana.

Frases como tener la negra o tocarle a uno la negra, aluden al color de la lana de las Parcas y a la expresión del oráculo: blanco venturoso y negro desventurado.

Tocarle a uno la negra

Habas

¿Sabías por qué TOCARLE A UNO LA NEGRA es frase equivalente a tener mala suerte?

En la Roma clásica —y aún antes en la antigua Grecia— se llevaban a cabo juegos de azar por medio de habas o piedras: las blancas eran las venturosas y las negras las desventuradas.

Se consideraba al azar como expresión del oráculo, y por ello los ciudadanos llegaban a ocupar cargos públicos en la democracia griega clásica por medio de este sistema. El sorteo, la elección y la rotación garantizaban la participación de un gran número de ciudadanos en la vida política.

Covarrubias afirma en su Tesoro de la lengua castellana acerca del tema: “usóse en algunas repúblicas, y hoy día en algunas congregaciones y cabildos, votar las cosas de gracia por habas blancas y negras”. Y en una anotación de Cejador a la copla 739 del Libro del Buen Amor del Arcipreste de Hita, puede leerse lo siguiente: “el tirar a suertes es cosa viejísima, por creer que Dios manifestaba así su voluntad. Así la suerte, en frase de Platón (Leges, 6) es juicio y sentencia de Dios. Hacíase en Grecia y Roma con habas blancas y negras, v. gr., para la elección de los magistrados públicos, metiendo cada uno la suya en el cántaro y sacando al azar. La blanca era la venturosa; la negra, la desventurada.”

Frases como tener la negra, para expresar que uno se ve asediado por la mala suerte, o vérselas negras, para expresar que uno pasa por un sinfín de penalidades y adversidades para conseguir algo, tienen el mismo origen.

Salvarse por los pelos

Salvada por los pelos¿Sabías por qué SALVARSE POR LOS PELOS es librarse de un peligro inmediato y mortal en el último momento por un golpe de suerte?

El desempeñar el oficio de marinero no ha supuesto siempre que tal profesional supiera nadar. Es más, en siglos anteriores era bastante común que los hombres de mar supiesen apenas mantenerse a flote, pues el saber nadar no era una condición exigida para el enrolamioento.

Si un marinero caía al mar, sus compañeros intentaban izarlo a bordo lo más rápido posible  para evitar el ahogamiento y, para ello lo asían de donde buenamente podían, no siendo nada raro que se asieran por los cabellos.

Así que, cuando en 1809 se dictó una orden por la que los marineros de la Marina estaban obligados a cortarse el pelo, en aras de la uniformidad o la higiene, se alzaron voces de protesta contra tal medida, esgrimiento el razonamiento de que el pelo largo era útil pues eran muchos los marineros que habían salvado la vida al asirles sus compañeros por los pelos.

Una de estas quejas está recogida en una carta conservada en los archivos de la Marina, y que los artilleros de Marina Manuel Calderón y Manuel Morales dirigieron al rey José I: “Que siendo todo su estar en la mar embarcados y a cada instante vense en el eminente riesgo de poderse ahogar; y no teniendo el pelo por dónde comúnmente se favorecen asiéndose de él;… …Pues no es costumbre a los Marineros por la expuesta causa se les haya nunca cortado el pelo; y que les pueda servir de engancho o agarradero en caso de peligrar en su destino enla mar…”

Una Real Orden expedida en el mismo año derogó la medida de la obligatoriedad de cortarse el pelo.

Roscón de Reyes

Roscón de Reyes¿Sabías por qué se come el ROSCÓN DE REYES el dia 6 de enero?

El roscón de Reyes es un pan dulce de forma anular adornado con rodajas de fruta escarchada o confitada de colores variados que se come el día 6 de enero, el día de Reyes.

En su origen el roscón no tenía nada que ver con la festividad de la Epifanía. Aunque su origen es algo incierto, sí que se le relaciona con las tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se repartían entre los plebeyos y esclavos durante la celebración de las saturnales romanas. Durante estas fiestas era costumbre el lectisternium o banquete público en honor del dios Saturno, y las calles se llenaban de bullicio.

Ya en el siglo III, en el interior del dulce se introducía una haba seca y el afortunado al que le tocaba era nombrado rey de reyes durante un corto periodo de tiempo establecido de antemano, generalmente mientras durasen las fiestas. Si era un esclavo el que la encontraba, era premiado con la libertad durante los días que durara el festejo. Eran días de excesos en la comida y la bebida, en los que el mundo se volvía del revés: los señores servían a los esclavos y los esclavos ejercían de señores.

En el siglo IV la Iglesia institucionalizó el día de Reyes en Occidente. Cristianizó esas fiestas paganas superponiendo la fecha del nacimiento de Cristo al solsticio de invierno.

Hacia el año 1000 y en diversos lugares de Francia existía la figura de le Roi de la Fave, ‘el rey del haba’ que recaía sobre el niño más pobre de la ciudad. El protagonismo de la fiesta recaía en los más pequeños y el haba simbolizaba al Niño Jesús.

En España, fue el rey Felipe V quien introdujo este dulce que, muy pronto, se convirtió en una de las costumbres más populares. Aquel roscón carecía de simbología, llegaba a España sin el haba que fue sustituida por una moneda, pero igualmente solía cubrirse de frutas caramelizadas y se comía en la fiesta de la Epifanía.

En la actualidad la moneda ha sido sustituida por la figurita de un rey u otro objeto, pero también se ha recuperado la tradición del haba oculta. El comensal que encuentra el haba paga el roscón y el que encuentra la figurita es coronado rey por un día y tendrá suerte.

El tonto del bote

¿Sabías por qué llamamos EL TONTO DEL BOTE a la persona de pocas luces pero con suerte?

La expresión se suele emplear para calificar al que le ha sonreído la suerte sin haber hecho nada para merecerla.

El tonto del bote fue un mendigo que acostumbraba a pedir, con un bote en la mano, a las puertas de San Antonio del Prado.

El citado personaje se hizo famoso, en el Madrid del primer tercio del siglo XIX, un día en se escapó un toro de la plaza de Madrid. Mientras todo el mundo corría despavorido, el bueno del mendigo del bote ni se movió; ni cuando el toro se paró ante él y lo olfateó.

Comoquiera que el animal siguió su camino sin causarle ningún daño, el hecho causó gran conmoción y fue comentadísimo en toda la ciudad. Con una moraleja que daba a entender que la buena suerte era la manera con la que la inocencia se veía a veces recompensada.