Entradas relacionadas con señal

Carteles (36)

Pero qué bestia. ¡Pero qué bestia! ¡Se ha comido una «h»! Toma nota pata rectificar incluyendo la «h»: PROIBIDO HESTACIONAR. Pero qué bestia.

Carteles (35)

Un curioso aviso el que ha colocado el ayuntamiento. ¡Pues claro que no! Pero es que son muy movidos y era o poner este aviso o tenerlos encerrados en casa. Y en casa no hay quien los aguante.

¿Sabías por qué TENER UN RAMALAZO es sinónimo de ser homosexual? Se dice que tiene un ramalazo del hombre de condición homosexual o de quien, sin serlo, adopta poses y ademanes afeminados. Antiguamente la sodomía se castigaba con el azote público en aquella zona del cuerpo más directamente implicada en el asunto. El latigazo se propinaba con el cabo o ramal de una soga y el castigado quedaba señalado, pues, con un ramalazo. En Hablar con corrección de Pancracio Celdrán, se cita la siguiente estrofa romance referida a los azotes recibidos por un sodomita: Con los… Leer más →

No creo que el letrero de la imagen pueda ser catalogado de señal de tráfico como reza el título, pero hace esa función. Me pregunto si causaría más efecto en los conductores que una señal de prohibido, por ejemplo, circular a más de 30 km/h.

¿Sabías por qué MIRAR DE HITO EN HITO es hacerlo fijamente sin distraer la vista a otra parte? Un hito o fito es una señal clavada en el suelo que indica un límite. Se puede señalar los límites de una propiedad o los límites de un camino colocando estacas clavadas en el suelo o piedras a intervalos regulares. De esta manera, un viajero que no conociese una región podría evitar los terrenos privados y seguir fácilmente las veredas haciendo caso de esas indicaciones, incluso en el caso de que la vegetación hubiese cubierto un itinerario… Leer más →

Colaboración de Ricardo de Santiago ¿Sabías por qué PASARSE DE LA RAYA es traspasar un límite, excederse? No te pases de la raya. Te estás pasando de la raya. Se pasó de la raya. Pero… ¿de qué raya? En sus inicios el boxeo no contaba con un cuadrilátero para disputar las peleas. Existían dos modos para que los púgiles se midieran, el primero de ellos consistía en marcar una línea de tiza en el suelo. Los dos contendientes debían poner un pie adelantado en la tiza, no pudiendo moverlo, y mucho menos traspasarlo. Era una… Leer más →

Scroll To Top