ritual

Ser de campanillas

¿Sabías por qué SER DE CAMPANILLAS es ser persona de gran autoridad o de circunstancias muy relevantes?

También se dice ser de muchas campanillas y no se aplica solamente a personas, también a asuntos o situaciones.

El tañido de las campanas de las iglesias y parroquias de las diferentes localidades se han utilizado para convocar a la población a asuntos importantes y de relevancia: llamada a consejo, llamada de alarma, llamada a oración… pero la locución parece hacer referencia no a las grandes campanas, sino a las pequeñas campanillas que se tocan, según la costumbre esclesiástica, cuando se acompaña al Santísimo Sacramento o se da la bendición solemne, para que los fieles le rindan reverencia.

Por ello, en el lenguaje coloquial se asimilan los repiqueteos de las campanillas a los asuntos y personalidades de relevancia.

Ser el chivo expiatorio

¿Sabías por qué SER EL CHIVO EXPIATORIO es ser la persona que carga con todas las culpas?

También al que se le imputan todas las desgracias que los demás sufren.

La expresión proviene de una antigua costumbre judía practicada en la fiesta de la Expiación (Lev 16,5-10.20-22). El sumo sacerdote extendía las manos sobre la cabeza de un macho cabrío, depositando sobre él todos los pecados y maldades del pueblo de Israel.

Este macho cabrío —que recibía el nombre de Azazel, ‘enviado, emisario’ en hebreo— era conducido al desierto y abandonado a su suerte.

Romper la crisma

Ungiendo el crisma¿Sabías por qué ROMPER LA CRISMA es descalabrar, herir en la cabeza?

Su uso es frecuente en frases de amenaza. Como te pille te voy a romper la crisma.

El término crisma proviene del griego khrisma, que es un derivado de khriein, ‘ungir’.

Se refiere al aceite y bálsamo mezclados que consagran los obispos el Jueves Santo para ungir a quienes se bautizan y se confirman, y también a los obispos y sacerdotes cuando se consagran o se ordenan.

Todos los bautizados reciben el crisma en la cabeza, por lo que el término ha pasado a expresar también ‘cabeza, cráneo’ como ocurre en esta expresión.

La procesión va por dentro

Procesión a cubierto¿Sabías por qué decimos que LA PROCESIÓN VA POR DENTRO para significar que alguien no exterioriza el pesar o la pena que siente en su interior?

O su inquietd, o su ira o cualquier sentimiento que no se refleja en su semblante, aparentando una traquilidad que no siente.

La expresión hace referencia a la antigua costumbre de realizar las procesiones religiosas en el claustro del templo o bajo cubierto los días de lluvia.

Los oficios no dejaban de realizarse, aunque se hacían de manera menos vistosa, sin la pompa habitual de las procesiones públicas.

Aunque los cofrades mostraban la alegría propia de la celebración, en su fuero interno se sentían contrariados, pero no dejaban que esa tristeza se reflejara en su cara.

Pasar la noche en blanco

Velando las armas

¿Sabías por qué PASAR LA NOCHE EN BLANCO es pasar la noche sin poder dormir?

Es frase equivalente a Pasar la noche en vela.

Ambas expresiones hacen referencia al mismo hecho: a la ceremonia feudal para ser armado caballero.

El ritual ordenaba que los aspirantes debían velar sus armas durante toda la noche previa a la ceremonia en la que serían armados caballero.

Recibían confesión y el sacramento de la eucaristía y, como símbolo de pureza de alma y de cuerpo se cubrían únicamente con una túnica o vestimenta blanca.

Tener muchos humos

Pavo real

¿Sabías por qué TENER MUCHOS HUMOS es se presumido y vanidoso?

Tener (o darse) (muchos) humos son diferentes variedades de una misma locución.

Se se aplica al pretencioso que presume o se vanagloria sin tener motivos para ello, que exagera la propia importancia y menosprecia a los demás. En resumen: se aplica al vanidoso, pretencioso y altivo.

El origen de la expresión hay que buscarlo en el antiguo mundo grecolatino, en el que se veneraba a los Lares del hogar y a los Manes o almas de los muertos, encendiendo en sus altares domésticos el fuego sagrado y quemando incienso en los patios de las casas.

Ocurre que, cuando una familia contaba entre sus difuntos con personajes que fueron poderosos en vida, este uso se exageraba sobremanera, y se llenaba la casa de incensarios y de humo que ennegrecían los bustos. Gesto que los demás —más humildes— consideraban presuntuoso, pues se daba más a menudo en las familias venidas a menos, que rememoraban así su más glorioso pasado.

Covarrubias, en su Tesoro de la Lengua Castellana escribe:

“Tener muchos humos: tener gran presunción y altiveza. Los retratos e imágenes de sus mayores, que tenían los romanos en los atrios, como dezir agora en la sala de los linajes, les davan por epícteto humosas, o por esta vanidad o presunción, o porque estavan del tiempo denegridas y llenas de humo. A lo qual parece aludir Juvenal, quando dice: Fumosos equitum cum dictatore magistros.

En esta explicación se apunta también al carácter vano del humo en sí. Es decir, mucho volumen y aparatosidad para muy poco peso y sustancia, un mucho ruido y pocas nueces. Por lo que se suele decir que el vanidoso está hinchado o inflado de algo con tan poca sustancia como el propio aire.

Recoger el guante

¿Sabías por qué RECOGER EL GUANTE es una expresión utilizada para indicar que se acepta un desafío o provocación?

Su origen se encuentra en el ritual de los duelos.

Se arrojaba un guante a la cara o al pecho para desafiar, provocar o retar a duelo a un adversario, generalmente por razones de honor.

Cuando el desafiado recogía el guante daba a entender que aceptaba el reto, dando con ello inicio al ceremonial del duelo.

El mate

Casi el 90% de los argentinos toma la infusión y sólo en 2004 compraron 230 millones de kilos de yerba. El 11% de la producción se exporta.

Infaltable por la mañana o por la tarde; buena excusa para una charla de amigos; testigo de interminables horas de estudio o trabajo; dulce o amargo, caliente o frío, yerba con o sin palo, tradicional o saborizada, y algunos hasta creen que tiene propiedades curativas. El mate es parte de la identidad nacional argentina. Es la infusión más consumida en el país, según lo confirman las estadísiticas.

El origen del consumo de yerba mate —cuyo nombre científico es Ilex paraguarienses— se pierde en el tiempo. Formó parte de la alimentación básica de los guaraníes que la denominaban caa-mate (caa, ‘planta o hierba’, y mate derivaría del quechua matí: ‘calabacilla para beber’), y fue a través de ellos que llegó a los conquistadores españoles.

Tatuaje

Tatuaje

¿Sabías por qué se llama TATUAJE cierto dibujo o grabado en la piel humana?

Colaboración de Ámbar

El tatuaje es una técnica de decoración de la piel mediante la inserción de sustancias colorantes bajo la epidermis.

La piel se perfora con un instrumento punzante, a menudo una aguja eléctrica.

En muchas partes del mundo existen pueblos que utilizan el tatuaje y la escarificación como indicativos del rango y afiliación sociales o como signos de duelo. La escarificación se consigue sajando la piel e introduciendo sustancias irritantes en las heridas que, al curar, dejan cicatrices profundas.

El termino tatuaje deriva de la palabra Ta-tau, que en polinesio significa ‘marca sobre la piel’. Un vocablo que fue introducido en Europa en el siglo XVIII por el explorador ingles James Cook, tras uno de sus viajes por los Mares del Sur. Entre los pueblos primitivos, tatuarse no tenia nada de transgresivo, sino que incluso era un signo de integración social. Los mahoríes de Nueva Zelanda solían tatuarse la cara como signo de distinción. El dibujo, llamado moko, hacía a la persona única e inconfundible, como las huellas dactilares. De hecho, los maoríes usaban la reproducción de su moko como firma en los documentos.

El tatuaje nace con el hombre. La momia de Similaun (el cuerpo de un caminante que murió congelado hace 5300 años en los hielos alpinos) tiene uno en la espalda. Los egipcios practicaban la técnica del tatuaje ya en el 2000 a.C. También los Escitas del Asia se tatuaban, encontrándose varias momias con grandes tatuajes. El tatuaje en color alcanzó gran desarrollo entre los mahoríes de Nueva Zelanda y en el pasado fue una forma popular de adorno en China, India y Japón, así como en numerosos pueblos primitivos de Colombia, Brasil y la región del Gran Chaco (Argentina, Paraguay y Bolivia).

Existía la creencia de que los tatuajes protegían contra la mala suerte y las enfermedades. También se utilizaban como identificadores del prestigio social, del rango o de pertenencia a un grupo determinado. Sin embargo, se ha usado frecuentemente como adorno.

Uvas de la suerte

Uvas de la suerte

¿Sabías por qué tomamos en Nochevieja las UVAS DE LA SUERTE?

La tradición de despedir el año con las uvas de la suerte —símbolo de fecundidad de la tierra y de los doce meses del año— se originó en España y no se debe a motivos religiosos o culturales sino a intereses económicos.

Obedece a una iniciativa de los cosecheros para desembarazarse de un excedente en la producción del año 1909. En un esfuerzo desesperado de imaginación se libraron del excedente. Tan buen resultado les dio que repitieron en años posteriores dando también nacimiento a un nuevo rito.