Entradas relacionadas con repetición

Reciben el nombre de palabras adyacentes aquellas palabras que contienen letras repetidas de manera adyacente o consecutiva. Algunos ejemplos son: accidente, reeducar, calle, sustracción, gamma, reestreno, perro, ennegrecer, pizzería… Pero hay otras palabras con dos letras dobles, llamada adyacentes dobles. Veamos unos ejemplos: arrellanarse, arrodillado, arrullo, correccional, corrillo, desarrollo, ferrocarril, guerrilla, incorrección, marrullero, morralla, pantorrilla. parrillada, reelección, resurrección, serrallo, subdesarrollo, torrefacción, villorrio, zarzaparrilla… Pero como no hay dos sin tres, también existes las adyacentes triples, aunque mucho más escasas en número y sin presencia en los diccionarios. Veamos unos ejemplos: arrollándoos, aturrullees, desarrollándoos, guerrillee, marrullees…

Reciben el nombre de palabras adyacentes aquellas palabras que contienen letras repetidas de manera adyacente o consecutiva. Según la letra de que se trate es un caso bastante común  o una rareza. Veamos algunos ejemplos sin tener en cuenta los dígrafos ll y rr: Con la a: contraataque, portaaviones, contraalmirante… Con la c: accidente, acción, diccionario, accesible, colección, calefacción, flaccidez, fracción, inspección reducción, occipital, sección… Con la e: acreedor, desposeer, proveedor, reemplazo, reestructuración, preestablecido, poseedor, neerlandés, sobreesdrújula, leer… Con la f: affidávit Con la i: friísimo, chiíta, antiimperialismo… Con la m: gammaglobulina, commelináceo… Con la… Leer más →

Hay algunas palabras que presentan la particularidad de tener todas sus letras repetidas y en el mismo orden, como si las repitiera el eco. Si son muy cortas son relativamente fáciles de encontrar, como por ejemplo: arar, baba, bebé, bobo, caca, fofo, mama, nono, pipí, soso… Pero, como siempre, la cosa se complica cuando queremos superar las cuatro letras o las dos sílabas; y es realmente difícil encontrar estas curiosas palabras. A continuación unas cuantas palabras con eco junto a su definición, ya que todas están recogidas en el DRAE: Chalchal: árbol de la familia… Leer más →

La anáfora (del latín anaphora, ‘repetición’) es una figura retórica que consiste en la repetición de las primeras palabras de un verso. Como en el siguiente poema, obra del escritor argentino Germán Berdiales: La ronda del zapatero Tipi tape, tipi tape, tipi tape, tipitón, tipi tape, zapa, zapa, zapatero remendón. Tipi tape, todo el día, todo el año tipitón; tipi tape, macha, macha, machacando en tu rincón. Tipi tape, en tu banqueta, tipi tape, tipitón, tipitón con tu martillo, macha, macha, machacón. ¡Ay tus suelas!, zapa, zapa, zapatero remendón, ¡ay tus suelas!, tipi, tape, duran menos… Leer más →

Hay algunas palabras que presentan la particularidad de tener todas sus letras repetidas y en el mismo orden, como si las repitiera el eco. Si son muy cortas son relativamente fáciles de encontrar, como por ejemplo: arar, baba, bebé, bobo, caca, fofo, mama, nono, pipí, soso… Pero, como siempre, la cosa se complica cuando queremos superar las cuatro letras o las dos sílabas; y es realmente difícil encontrar estas curiosas palabras. A continuación unas cuantas palabras con eco junto a su definición, ya que todas están recogidas en el DRAE: Ayeaye: mamífero primate nocturno, arborícola, del… Leer más →

Cuando una palabra comienza con un prefijo y éste se elimina, queda una palabra con sentido, que comparte campo semántico con la original. Así, si eliminamos el prefijo de negación a en la palabra anormal, obtenemos normal que expresa lo contrario; si eliminamos el prefijo de repetición re de la palabra releer, obtenemos leer que expresa una sola lectura frente a varias. Ocurre que algunas palabras parecen comenzar con prefijos, cuando en realidad esas letras forman parte de la propia palabra, y, al eliminarlas, se obtiene una nueva palabra carente de conexión con la inicial…. Leer más →

Existe un tipo de cuentos que, jugando con las palabras, dan con una construcción recursiva que promete un relato sin fin. En realidad son una especie de «contracuentos», pues no cuentan nada ni pretenden entretener al oyente; más bien frustrarlo y agotarlo. A continuación unos ejemplos: Había una vez un rey sentado en su trono que le dijo a su esclava: «Cuéntame una historia», y la esclava comenzó: «Había una vez un rey sentado en su trono…» – ¿Quieres que te cuente el cuento de nunca acabar? – Sí. – Yo no te digo ni… Leer más →

Eco (2)

El eco es una reduplicación sistemática de una o más sílabas llevada a cabo en un texto. Colaboración de Arturo M. Noruega ruega. El comando mandó: -¡Ocupémoslo! ¡Oslo!… ¡Es un enclave clave!. (Los soldados, dados a batallar, hallar restos). -Estos violentos, lentos ataques es… es menester, Esther, que decidamos si damos batalla talla grande. ¡Ande! ¡Capitalicemos! ¡Icemos nuestra bandera! (¿Era así el discurso, Urso?). El ayudante, ante tan evidente vidente, sucumbió, ¿vió?. Los demás, más prudentes entes, sólo bebieron ron. Espero, pero nada Ada consigue. Sigue, pobrecita, cita vacilante ente su mirada airada. Ada, enamorada,… Leer más →

Textos en los que todas sus palabras empiezan por la misma letra. Sara siempre se supo sola, sintiendo serenamente su sempiterna soledad. Si sospechase, si supiese… Siento sincero sentimiento sobre su ser. Soy… seré su siervo secreto, silencioso, serio, satisfecho… ¡Sublime sinsabor! Pedro Pómez Piñeira, pobre pintor portugués, pinta preciosos paisajes para personas poco pudientes por poco precio. Para pedir pinturas, preguntar portería: plaza Palacio Pamplona (Paris)… Preguntar por Pedro. Amada Ana: Adolezco amor. Ámote apasionadamente Ana. Ámame. Ama a Andrés. Así aunaremos ambos anhelos. Adiós, ansiado amor. Pretenciosos pollos, poderosos príncipes, prosaicos prestamistas, pobres… Leer más →

Pleonasmo (2)

Es el empleo de palabras innecesarias que no añaden nada al mensaje y que se usan para enfatizar una idea. LLegan a formar locuciones o combinaciones de muy frecuente uso, en el que el significado del segundo término ya está expresado por el primero. A continuación unos ejemplos: animal irracional errata de imprenta funcionario público filo cortante monopolio exclusivo divisa extranjera macedonia de frutas jurar por Dios regalo gratis tabla de madera embajada extranjera túnel subterráneo colofón final peluca postiza previsto de antemano primer prototipo objetar en contra supuesto hipotético testigo presencial utopia irrealizable ejemplo… Leer más →

Scroll To Top