Entradas relacionadas con redundancia

Pleonasmo (6)

Es el empleo de palabras innecesarias que no añaden nada al mensaje y que se usan para enfatizar una idea. Llegan a formar locuciones o combinaciones de muy frecuente uso, en el que el significado del segundo término ya está expresado por el primero. Pero en ocasiones es una redundancia si necesidad, una mera repetición. Como en el siguiente ejemplo.

Pleonasmo (5)

Es el empleo de palabras innecesarias que no añaden nada al mensaje y que se usan para enfatizar una idea. LLegan a formar locuciones o combinaciones de muy frecuente uso, en el que el significado del segundo término ya está expresado por el primero. Así, es bastante común la unión de sustantivo y adjetivo, en la que el determinante califica al nombre con una cualidad inherente a su propia naturaleza. Algunos ejemplos son: divisa extranjera estrella brillante erario público doblar a muerto pared divisoria regalo gratuito negra noche asomarse al exterior aterido de frío volar… Leer más →

Pleonasmo (4)

Es el empleo de palabras innecesarias que no añaden nada al mensaje y que se usan para enfatizar una idea. LLegan a formar locuciones o combinaciones de muy frecuente uso, en el que el significado del segundo término ya está expresado por el primero. Así, es bastante común la unión de sustantivo y adjetivo, en la que el determinante califica al nombre con una cualidad inherente a su propia naturaleza. Algunos ejemplos son: cállate la boca Callar implica dejar de emitir sonidos, obviamente con la boca. bifurcación en dos direcciones Bifurcar lleva implícita la idea… Leer más →

Pleonasmo (3)

Es el empleo de palabras innecesarias que no añaden nada al mensaje y que se usan para enfatizar una idea. LLegan a formar locuciones o combinaciones de muy frecuente uso, en el que el significado del segundo término ya está expresado por el primero. Así, es bastante común la unión de sustantivo y adjetivo, en la que el determinante califica al nombre con una cualidad inherente a su propia naturaleza. Algunos ejemplos son: arsenal de armas doblar a muerto erario público acceso de entrada deambular sin rumbo macedonia de frutas crespón negro completamente abarrotado aterido… Leer más →

Pleonasmo (2)

Es el empleo de palabras innecesarias que no añaden nada al mensaje y que se usan para enfatizar una idea. LLegan a formar locuciones o combinaciones de muy frecuente uso, en el que el significado del segundo término ya está expresado por el primero. A continuación unos ejemplos: animal irracional errata de imprenta funcionario público filo cortante monopolio exclusivo divisa extranjera macedonia de frutas jurar por Dios regalo gratis tabla de madera embajada extranjera túnel subterráneo colofón final peluca postiza previsto de antemano primer prototipo objetar en contra supuesto hipotético testigo presencial utopia irrealizable ejemplo… Leer más →

“¡Lo he visto con mis propios ojos!” es un ejemplo de frase redundante, ¿con qué se va a ver algo si no es con los ojos? ¿y con cuáles sino con los propios? En todo proceso de comunicación pueden existir perturbaciones que la dificulten, a las que llamamos ruido. Este ruido puede ser a nivel oral —voz baja, distracción del oyente, error de código al pronunciar una palabra incorrectamente, etc…— o a nivel escrito —errores tipográficos, manchas en el texto, etc…— y no es tan solo el ruido, como efecto físico, propiamente dicho. Para evitar… Leer más →

Es el nombre de un lugar que repite el del accidente geográfico que designa o, en general, cualquier repetición. Puede parecer algo raro, pero es más frecuente de lo que uno pudiera imaginar. Valle de Arán, cuando aran significa valle en euskera. Río Guadalquivir, cuando guad significa río en árabe. Ciudad de Indianápolis, cuando polis significa ciudad en griego. Monte Montblanch, cuando mont significa monte en francés.

Pleonasmo

Es el empleo de palabras innecesarias que no añaden nada al mensaje a comunicar y que se usan para enfatizar una idea. Va incluso más allá de la redundancia y ha llegado a formar locuciones o combinaciones de muy frecuente uso. Es bastante común la unión de sustantivo y adjetivo, en la que el determinante califica al nombre con una cualidad inherente a su propia naturaleza. “Falsa ilusión”, “Historia pasada”, “Sorpresa inesperada”, son claros ejemplos: la ilusión lleva implícita el carácter de irreal, falsa; la historia es por propia naturaleza el relato y estudio de… Leer más →

Scroll To Top