Entradas relacionadas con medicina

Hoy presentamos: erina

Una erina es un instrumento metálico de uno o dos ganchos, que utilizan los anatomistas y los cirujanos para sujetar las partes sobre las que operan, o apartarlas de la acción de los instrumentos, a fin de mantener separados los tejidos en una operación. Drae dixit.

Frases acerca de la salud

Sorprende lo mucho que se puede decir con muy pocas palabras. En una sola frase se puede concentrar mucha sabiduría, mucho humor, mucha destreza, mucho ingenio… Veamos algunas citas acerca de la salud. Me he impuesto la regla de no fumar nunca más de un cigarro a la vez. Mark Twain Mejor es la salud que nunca se perdió. Séneca Cualquiera que vaya al psiquiatra debería hacer que le examinaran la cabeza. Samuel Goldwin La felicidad, en realidad, no es nada más que salud y mala memoria. Albert Schweitzer La primera riqueza es la salud…. Leer más →

Frases acerca de la medicina

Sorprende lo mucho que se puede decir con muy pocas palabras. En una sola frase se puede concentrar mucha sabiduría, mucho humor, mucha destreza, mucho ingenio… Veamos algunas citas acerca de la medicina. La operación fue un completo éxito, pero el paciente murió de alguna otra cosa. John Chiene Si insiste en quere adelgazar, el consejo que le doy es que coma tanto como quiera, pero no se lo trague. Harry Secombe Si no pudieran contar sus enfermedades, hay muchos que no estarían enfermos. Santiago Rusinyol Los éxitos de los médicos son proclamados por el… Leer más →

Atropina

¿Sabías por qué llamamos ATROPINA a cierto alcaloide venenoso? Se extrae de la belladona y se emplea en medicina para dilatar las pupilas de los ojos, como antiespasmódico y para otros usos terapéuticos. Su nombre proviene de Átropos, la parca que corta el hilo de la vida humana según la mitología clásica.

Poema (15)

EL MÉDICO CAZADOR Un doctor muy afamado, que jamás cazado había, salió una vez, invitado, a una alegre cacería. Con cara muy lastimera, confesó el hombre ser lego, diciendo: –»Es la vez primera que cojo un arma de fuego. Como mi impericia noto, me vais a tener en vilo.» Y dijo el dueño del coto: –»Doctor, esté usted tranquilo, Guillermo, el guarda, estará colocado junto a usted; él es práctico y sabrá indicarle…» –»Así lo haré, –dijo el guarda–. Sí, señor, no meterá usted la pata. Verá usted, señor doctor, los conejos que usted mata…. Leer más →

La botica y el sexo. Colaboración de Xavier (Pulsa en la imagen para ampliar) No tiene desperdicio el surtido de medicamentos de pega. Y no solamente el nombre, también la composición. Es bastante completo, aunque no haya Melampina. ¡Ah, no! que ya tiene Trempamax, que para el caso es lo mismo.

¿Sabías por qué llamamos SALTIMBANQUI a la persona que realiza saltos y ejercicios acrobáticos, generalmente en espectáculos al aire libre? Proviene del italiano saltimbanchi, plural de saltimbanco. Es un término que se usa para designar al charlatán de feria, al volatinero o prestidigitador que hace sus habilidades en la calle. Según el Diccionario de Autoridades, se llamaba saltabancos a «el que blasonando de químico, puesto sobre un banco o mesa, junta el pueblo y relata las virtudes de algunas hierbas, confecciones y quinta-esencias que trae y vende como remedios singulares, a no muy subido precio,… Leer más →

Chistes (20)

Pero no chistes cualesquiera, solamente aquellos que tengan que ver con el lenguaje: equívocos, ambigüedades, absurdos, malinterpretaciones… En fin, chistes malos. En esta ocasión de médicos: -Doctor, no he notado mejoría con el tratamiento que me puso. -Pero… ¿ya se ha tomado el jarabe que le receté? -¿Cómo me lo voy a tomar, si en el frasco pone «consérvese bien cerrado»? -Doctor, duermo fatal, ¿qué puedo hacer? -Pues, tómese estas dos pastillas y si mañana se despierta estas otras dos. -Doctor, me duele la pierna izquierda. -No se preocupe, eso es por la edad. -Pues… Leer más →

¿Sabías por qué se dice HABLAR MÁS QUE UN SACAMUELAS por aquél que no pone freno a su locuacidad y que nos agobia con su cháchara? Con el mismo sentido que decir hablar por los descosidos o hablar por los codos. Y se dice por alusión a la figura del dentista de antaño que frecuentaba ferias y mercadillos con sus tenacillas en las manos y prometiendo que las extracciones por él realizadas eran indoloras. Para convencer a sus futuros clientes de su maestría y buen hacer, necesitaba hablar mucho, dar mil explicaciones mientras intervenía para distraer… Leer más →

Scroll To Top