Entradas relacionadas con lío

¿Sabías por qué METERSE EN UN JARDÍN es meterse en un lío? La expresión se originó en el mundo teatral, aludiendo al lío que que en ocasiones se hace un actor cuando pierde el hilo de su papel, y trata de enmendar su error inventando textos. De tal manera, que puede llegar a poner en un aprieto al resto de actores, enredando aún más la situación. La frase era popular a finales del siglo XIX y principios del XX, y paulatinamente ha ido cayendo en desuso. De la misma manera que los jardines a los… Leer más →

Ron

Ron

¿Sabías por qué llamamos RON a cierta bebido alcohólica? El ron proviene de la caña de azúcar machacada, fermentada y destilada. El alcohol obtenido se envejece en barricas de roble que le confieren su sabor característico. En el Barbados de 1651 se le conocía como matadiablos por lo fuerte que era, pero acabó siendo conocido por su denominación inglesa: rumbullion. El término significaba ‘gran jolgorio, gran tumulto’, de la misma familia semántica que rumble ‘retumbo, redoble, sonar, hacer ruidos’ y rumbustious ‘bullicioso, ruidoso’. Pues tal era la actividad a la que se dedicaban aquellos que… Leer más →

¿Sabías por qué METERSE EN UN BERENJENAL es meterse en un embrollo, en un lio, en negocios poco claros? Es frase similar a meterse en follones o meterse en un jardín. Un berenjenal, o sitio plantado de berenjenas, es un sitio poco adecuado para adentrarse, debido a la mata de la berenjena, muy espinosa y dura.

¿Sabías por qué ARMARSE UNA MARIMORENA es una expresión utilizada para referirse a una disputa o riña con mucho alboroto, voces y golpes? Se cuenta que el origen de esta expresión se encuentra en unos ruidosos procesos judiciales acaecidos en Madrid en el año 1579, de los que se habló mucho en su época. En una taberna de Madrid regentada por una tal Alonso Zayas y su mujer, una tal María, Mari Morena o María Morena, se guardaba el mejor vino para los clientes más distinguidos, ofreciendo el de peor calidad al resto de clientes…. Leer más →

Colaboración de Lidilia López La conocida Carta de un suicida paradigma del enredo familiar. Su Señoría: No culpe a nadie de mi muerte. Me quité la vida, porque en dos días más que viviera no sabría quién soy en este mar de lágrimas. Verá usted señor Juez, tuve la desgracia de casarme con una viuda que tenía una hija. Mi padre, que para mayor desgracia era viudo, se enamoró y se casó con la hija de mi mujer. De manera que mi esposa era suegra de mi padre, mi hijastra se convirtió en mi madre… Leer más →

Scroll To Top