Entradas relacionadas con latín

¿Sabías por qué ECHAR UN POLVO es sinónimo de realizar el acto sexual? La expresión echar un polvo es un modismo que se utiliza coloquialmente para referirnos a la cópula o acto sexual. Pero no siempre ha sido así. Hubo un tiempo en el que el consumo de rapé o polvo de tabaco, también conocido como polvo de Sevilla, se puso de moda entre la nobleza española. Y mientras los fumadores consumían sus cigarros, quienes no gustaban de éstos solían esnifar rape, que llevaban consigo en delicadas cajitas. Esta práctica provocaba unos supuestamente placenteros estornudos… Leer más →

¿Sabías el origen de la virgulilla de la ñ? Se originó en la Edad Media, debido a las copias manuscritas de textos que se realizaban en los monasterios. Cuando aparecían dos letras n seguidas —algo habitual en latín— podía ocurrir que se confundiesen con una m. Para evitar la confusión, los copistas colocaron una n más pequeña sobre la otra n. Con el paso del tiempo la letra superior fue disminuyendo de tamaño hasta quedar en el trazo actual.

¿Sabías por qué decimos que hay que PONER LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES para decir que hay que poner las cosas en claro? La adición del punto o acento sobre la i minúscula data del siglo XVI. Cuando se adoptaron los caracteres góticos era fácil que aparecieran dos íes seguidas —algo habitual en latín— y se podía dar el caso de que se confundiesen con una u. Para evitar esto, los copistas colocaron unos acentos sobre las dos íes, que después fueron derivando hacia los dos puntos por ser este un trazo más corto. Este… Leer más →

¿Sabías por qué se llama MIÉRCOLES cierto día de la semana? El miércoles, dies Mercurii, ‘día de Mercurio’ en latín, fue asimilado por los astrónomos del mundo antiguo, a Mercurio, dios romano de la velocidad, precisamente por ser éste el planeta con el movimiento aparente más rápido de los siete. Otras lenguas mantienen la misma raíz latina, como el dimecres catalán o el mercoledì italiano.

¿Sabías por qué llamamos DOMINGO a cierto día de la semana? Los astrónomos de la antigüedad dedicaron el primero de los días de la semana al Sol (sol, solis en latín). Así pues, la semana comienza en domingo y acaba en sábado, día que el pueblo judío dedicaba al descanso al final de la misma. Algunos idiomas corroboran el origen del nombre, como es el caso del inglés sunday, ‘dia del Sol’. Posteriormente, con la cristianización del Imperio Romano se dedicó el día al Señor y se le llamó domingo, de dies Dominica, ‘día del… Leer más →

Scroll To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies