Entradas relacionadas con gesto

Hoy presentamos: pandiculación

Yo pandiculo, tú pandiculas, él pandicula… Y lo hacemos por las mañanas, todas. O casi todas. Y muy a gustito. El DRAE nos dice acerca de esta palabra lo siguiente: pandiculación (Del lat. pandiculāri, desperezarse). 1. f. Acción y efecto de estirarse o desperezarse. Esto es, cerrar los puños y estirar los brazos hacia los lados, como si quisiésemos separarlos del cuerpo. Retorciendo la espalda a la vez y bostezando sonoramente. Mucho más fácil: pandiculando.

El lenguaje de los abanicos

Quizás es un tema más propio de nuestras abuelas que, debido a las férreas normas sociales de su época, tuvieron que inventar un lenguaje de signos que les permitiese llevar a cabo sus contactos amorosos. Actualmente el lenguaje del abanico es desconocido para la mayoría (¿qué es un abanico? quizás se pregunte alguien) pero el diccionario abanico/español-español/abanico es muy extenso. A continuación una selección de posiciones:   Apoyarlo cerca del corazón. – Has ganado mi amor. Abanicarse lentamente. – Estoy casada. Abanicarse rápidamente. – Estoy comprometida. Abierto y los ojos escondidos detrás. – Te quiero. Abierto… Leer más →

La comunicación no verbal es aquella conducta, gesto, movimiento o postura que, intencionadamente o no, está cargada de un significado culturalmente determinado, y que puede transmitir información de cualquier tipo acerca de la persona que lo emite o del mundo que la rodea. Comunica información acerca de nuestra actitud, sentimientos o intenciones. Complementa a la comunicación verbal, a la que a veces llega incluso a sustituir. Es aquello de «una imagen vale más que mil palabras» aplicado a la comunicación. La mirada, la posición del cuerpo, los movimientos de las manos o la ausencia de los mismos,… Leer más →

Capilla

¿Sabías por qué llamamos CAPILLA a una pequeña iglesia o a una parte integrante de ella? También a un oratorio con altar y advocación particular. En reconocimiento al santo francés Martín de Tous y a su caritativo gesto de partir su capa para darle una mitad a un pobre. La leyenda afirma que ese pedazo de capa tenía propiedades terapéuticas y milagrosas: curaba heridas y por más que se cortasen pedazos de ella volvían a crecer, de tal manera que siempre se mantenía intacta. Así las cosas, empezaron a proliferar los pequeños trozos a los… Leer más →

Scroll To Top