fruta

Ser una perita en dulce

¿Sabías por qué SER UNA PERITA EN DULCE es ser algo deseado?

Una situación ventajosa, un rival débil, un chollo, una ganga, una mujer joven y hermosa… todo ello puede ser calificado de perita en dulce.

Desde antiguo, la pera confitada era considerada la más importante y característica de este tipo de golosinas.

Por el escarchado de azúcar que le confiere un aspecto cristalizado a su piel verde claro y que a algunos se les antoja una joya. Y por su rabillo embadurnado de cera roja que contrasta y llama la atención. La pera en dulce era la reina de las frutas confitadas: un objeto de deseo.

Ciruela Claudia

¿Sabías por qué se llama CLAUDIA cierta variedad de ciruela muy jugosa y dulce?

Esta variedad fue bautizada con tal nombre en el siglo XVI en honor de la reina Claudia, esposa de Francisco I de Francia.

¡Naranjas de la China!

Naranjas¿Sabías por qué se usa la expresión ¡NARANJAS DE LA CHINA! para dar a entender que no se está de acuerdo con lo dicho?

También para negar algo y, en ocasiones, también para significar asombro o extrañeza.

Las naranjas de la China, variedad de cítrico más pequeña, de piel lisa y muy fina —llamadas kumquat— fueron tenidas por imaginarias, fantásticas e inexistentes, de ahí la coletilla de “de la China”.

Con todo, no deja de ser curioso que las naranjas son oriundas de ese país, o al menos del sureste asiático, como la mayoría de los cítricos según muestran antiguos relatos de viajeros.

Como curiosidad decir que en alemán se la llama Apfelsine, ‘manzana de la China’ y los moros la llaman t’chinate.

Sacar tajada

¿Sabías por qué decimos SACAR TAJADA para expresar que obtenemos un beneficio o provecho?

El verbo tajar y el verbo rajar son sinónimos; ambos significan dividir algo en dos o más partes con un instrumento cortante.

Dependiendo de la región es más usado uno que el otro, al igual que ocurre con tajada y raja.

La locución sacar raja era propia del lenguaje de los carpinteros y significaba sacar una astilla o tabla de un leño, lo que trasladado a un sentido figurado o metafórico pasó a significar obtener un beneficio, ya que se obtenía algo útil para trabajar y vender.

En virtud de la sinonimia señalada, se crea la locución sacar tajada, que se asimila a obtener una parte de un trozo de carne, melón, sandía, queso o cualquier otro alimento que se pueda tajar, en el momento de su reparto entre varios comensales.

Aquí el sentido figurado es tanto o más claro que en el caso anterior, y la frase se aplica a la obtención de una parte en el reparto de beneficios en cualquier asunto o negocio.

Sacar partido o sacar un buen partido son otras frases que aluden a obtener una parte o porción del bien a repartir.

Cereza

Cerezas

¿Sabías por qué se llama CEREZA cierta fruta?

Proviene de Ceraso, ciudad del Ponto (antiguo reino de Asia Menor).

Lúculo, extravagante anfitrión romano famoso por sus banquetes fue, al parecer, el primero en introducir en Roma esta exótica fruta, de intenso color rojo y sabor dulce, a la que le dio el nombre de su ciudad de origen.

De higos a brevas

¿Sabías por qué decimos que ocurre DE HIGOS A BREVAS lo acontecido muy de tarde en tarde?

Una higuera da brevas como primer fruto anual. Si se recogen las brevas, la higuera tiene suficiente vitalidad como para dar higos como segundo fruto.

La frase tiene su origen en este hecho natural. Se trata de algo menos que un año ya que hace referencia al lespacio de tiempo que transcurre entre los higos de un año y las brevas del siguiente.

Algo parecido ocurre con la expresión de uvas a peras: las uvas se vendimian en septiembre y las peras se recolectan principalmente en septiembre algo antes de la vendimia, lo que hace prácticamente el año.

No caerá esa breva

Brevas¿Sabías por qué se dice que NO CAERÁ ESA BREVA frente a un suceso improbable?

Una higuera da brevas como primer fruto anual. Si se recogen las brevas, la higuera tiene suficiente vitalidad como para dar higos como segundo fruto.

Si no se recolectan, es posible que el árbol no ofrezca higos. Por ello se recogen todas las brevas, a las que no se deja madurar y, por lo tanto, caer al suelo.

En cambio sí que es corriente que los higos se dejen madurar e incluso que caigan al suelo de puro maduros.

La frase no caerá esa breva hace referencia a algo de difícil consecución que se da por imposible, como muy difícil es que el agricultor deje las brevas sin recoger privándose así de una mayor recolecta.

Granuja

¿Sabías por qué llamamos GRANUJA al muchacho vagabundo, al pilluelo? 

La uva granujada era el racimo que había perdido el grano y, en cierto modo se había echado a perder, quizás por estar en la parte de abajo de la cesta o por haber sufrido presiones que habían reventado y/o separado el grano.

La idea de la uva con grano perdido se extendió al grano pequeño separado del racimo o sin simiente, al que se llamó granujo (con el sufijo -ujo con valor despectivo). Así era llamado granujo los granos sueltos y los reventados que quedaban en los cestos una vez cogidos los racimos.

El nombre empezó a utilizarse coloquialmente al principio, y con bastante fortuna, para referirse al niño o muchacho que realiza acciones propias de adultos (generalmente por estar obligados a buscarse la vida antes de tiempo), separado del grupo familiar, vagabundeando completamente solo o en compañía de otros como él y, en cierta manera, echado a perder.