Entradas relacionadas con equívocos

Chistes (34)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. O no. -Mamá, Juanito me ha tirado un trozo de carne. -!Juanito!, o te estas quieto o te quito la lepra a hostias. Un amigo a otro. -¿Qué te pasa que pareces tan triste? -Es que casi atropello a mi suegra. -¿Qué pasó? ¿Te falló el freno? -No, el acelerador. En el médico. -Doctor, doctor, tengo un caso agudo de herpes, gonorrea, cólera y sifilis. -No se preocupe, lo ingresaremos en un cuarto privado y lo pondremos… Leer más →

Chistes (33)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. O no. Como los que vienen a continuación. Un hombre que trabajaba en una fábrica de conservas le confesó a su mujer que estaba poseído por una terrible obsesión: Introducir su pene en la cortadora de pepinos. Espantada, la esposa le sugirió que consultara con un psicólogo. El marido prometió que lo pensaría, pero todos los días le repetía a su esposa la misma historia, hasta que ella, harta, un día le dijo: -¡Pues mételo y no… Leer más →

Chistes (32)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. Como los que vienen a continuación. En una entrevista de trabajo. -Un curriculum impresionante. Dice Vd. que habla perfectamente inglés. -Sí, fui a un colegio bilingüe. -Y francés. -Sí, mi madre era francesa. -Y alemán. -Mi padre nació en Berlín. -También italiano. -Trabajé en Italia un par de años. -¿Y chino? -Tuve una novia china. -Muy bien, queda Vd. contratado. Colamente una curiosidad, ¿conociendo tantos idiomas, Vd. en qué piensa? -En sexo, como todo el mundo. En… Leer más →

Chistes (31)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. Como los que vienen a continuación. -¿Cuál es el vino mas amargo? -Vino mi suegra. -¿Por qué la esposa de Hulk lo dejó? -Porque ella quería un hombre más maduro. -¿Por qué los funcionarios son ateos? -Porque no creen que después haya una vida mejor. Un niño de tres años observaba su pilila mientras su mamá le bañaba. Y le preguntó: -Mami, ¿es este mi cerebro? -Todavía no -respondió la madre. Había una persona que cada vez… Leer más →

Chistes (30)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. Un amigo a otro. -Mi mujer es un objeto sexual. -¿Ah sí? ¿Y eso por qué? -Porque cada vez que me apetece hacer el amor, ella objeta algo. -Éste sí que es un cantante de primera fila. -Estoy de acuerdo. En la segunda fila no se le oye. Un amigo a otro. -Me gustaría que el culo de mi mujer midiera un metro de diámetro. -¡Hala! ¿Para qué tan grande? -¿Cómo que tan grande? Es que le… Leer más →

Signos de puntuación (8)

Cuál es una palabra de 4 letras que tiene 3 aunque se escribe con 6 mientras tiene 8 raramente consta de 9 y nunca se escribe con 5 ¿Qué ocurre aquí? ¿Un acertijo? ¿Un enigma?… Ciertamente irresoluble. Mucho más fácil: faltan los signos de puntuación. Y su ausencia hace que no podamos entender la frase. Pero nada más fácil que colocarlos correctamente para que ésta tenga sentido. Veamos: «Cuál» es una palabra de 4 letras, «que» tiene 3, «aunque» se escribe con 6, «mientras» tiene 8, «raramente» consta de 9 y «nunca» se escribe con… Leer más →

Chistes (29)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. El juez interrogando a un testigo: -¿Practica usted la prostitución? -No, señor juez… la practiqué hace mucho tiempo, ahora la ejerzo. -Cariño, tengo dos noticias. Una buena y otra mala. -¿Cuál es la buena? -Que he dejado las drogas. -¿Y la mala? -Que no recuerdo dónde. -Pero señora… ¿por qué se quiere divorciar? -Mi marido me trata como a un perro. -¿Le pega, la maltrata? -No, ¡Quiere que le sea fiel! El marido a la mujer (o… Leer más →

Ambigüedad (6)

¿Quién no ha visto un anuncio fatalmente redactado? Al final se pide o se ofrece aquello que no se quería pedir u ofrecer. La ausencia de faltas morfosintácticas y una buena puntuación evitarían los equívocos que estos anuncios provocan. Veamos unos ejemplos de anuncios ambiguos: Llegaron los magníficos cinturones para hombres de cuero. (¿Y cuando llegan para los de carne y hueso?) Por error anunciamos la muerte de la Sra. Farfán. Hoy informamos que goza de buena salud. Lo sentimos mucho. (Éste se ha cubierto de gloria. A ver cómo lo arreglas.) Se necesita joven… Leer más →

El capitán dijo…

Hay una serie de chistes clásicos (por no decir viejos) con cierta gracia (por no decir malos) que se basan en la malinterpretación de las órdenes recibidas. Comoquiera que se basan en el calambur, en el equívoco, en la personalización y en la ambigüedad, tienen su lugar aquí. Veamos algunos de ellos: El capitán dijo… … ¡abordar el barco! Y el barco quedó precioso. El capitán dijo… … ¡todo el mundo a los botes! Y el barco se quedó sin mermelada. El capitán dijo… … ¡40 grados a babor! Y Babor sufrió quemaduras. El capitán… Leer más →

Chistes, pero no cualquier tipo de chistes. Solamente aquellos que tienen relación con el lenguaje: equívocos, diferentes significados, juegos de palabras, ambigüedades… La diferencia entre lo justo y lo correcto Dos jueces se encuentran frente a frente a la salida de un hotel. Curiosamente cada uno de ellos iba acompañado por la mujer del otro. Tras el primer momento de sorpresa, uno de ellos rompe el incómodo silencio. Educadamente dice: Vista la peculiar situación en la que nos encontramos, yo creo que lo CORRECTO es que cada uno de nosotros se vaya con su mujer… Leer más →

Scroll To Top