Entradas relacionadas con dinero

Santo milagrero es san dinero

Santo milagrero es san dinero, es un refrán que nos indica que el dinero todo lo puede. Este refrán representa la fuerza del oro para lograr objetivos. Expresa con ironía la facultad del dinero para conseguir incluso lo que puede parecer imposible, es decir, su poder para obrar milagros. Otra versión es: San dinero es el santo más milagrero.

A la bolsa sin dinero llámola cuero

A la bolsa sin dinero llámola cuero, es un refrán que alude a quien presume de tener dinero sin tenerlo. Debemos identificar a estas personas que muestran ostentosamente su bolsa cuando en realidad está vacía y llamar a las cosas por su nombre. Tampoco debemos apreciar una cosa que no sirve para lo que está destinada. Antiguamente se empleaba con frecuencia el cuero para fabricar bolsas, en las que se guardaba el dinero o viandas para el camino. Si la bolsa está vacía no sire para nada.

Casa en plaza, los quicios tiene de plata

Casa en plaza los quicios tiene de plata es un refrán que hace referencia a las riquezas que provee el comercio. En las lazas públicas suele haber mercados, ya bien fijos o itinerantes, y un gran movimiento de gente, que es la que produce las ganancias de los mercaderes con sus compras. Ahora bien, el comerciante que tiene su casa (y, por ende, su negocio) en una plaza, goza de una ubicación privilegiada que se traducirá en ventas y beneficios. Y que, por consiguiente, mejorará notablemente su riqueza. Es la referencia del Refranero a uno… Leer más →

El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón, es un refrán que sugiere que las malas acciones cometidas sobre una mala persona tienen disculpa. Una justificación que se fundamenta en que el pensamiento popular entiende que este tipo de actos es un castigo y un acto de justicia. Como dar a probar la propia medicina. También es corriente la versión: Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón.

Dios da pan al que no tiene dientes

Dios da pan al que no tiene dientes es un refrán que se suele mencionar cuando el dinero o la fortuna recaen sobre personas que no saben disfrutar de ellas. También cuando se cree que estas personas no sabrán disfrutarlo como sí que sabríamos nosotros, denotando así un punto de envidia. Existen otras versiones. A saber: Da Dios almendras al que no tiene muelas, Da Dios habas al que no tiene quijadas, Dios da carne al que no tiene dientes, Dios da mocos al que no tiene pañuelo y otras similares.

La avaricia rompe el saco

Con la avaricia rompe el saco, el Refranero nos advierte que un exceso de codicia es perjudicial. ¿Para qué sirve ese afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas? ¿Qué beneficio se saca de guardar y guardar? Al final acabará por romperse el hipotético saco en que las guardamos. Al final acabará por volverse contra nosotros. Entre los jugadores de bolsa es corriente la expresión dejar que el último euro (actualizado) lo gane otro, que no significa más que has que saber salir a tiempo con una ganancia determinada, sin apurar, sin ser avaricioso, pues mantener… Leer más →

Ladrón

¿Sabías por qué llamamos LADRÓN al que hurta o roba? Proviene del latín latro, latronis, con el significado de ‘bandido, salteador de caminos’. Los mercenarios que formaban parte de la escolta de los emperadores de Roma recibían tal nombre, que significaba originalmente ‘servidor del ejército’. Al desmoronarse el Imperio romano, la paga de los latronis empezó a retrasarse hasta que dejó de llegar. Estos hombres, armados y sin dinero, se convirtieron en bandidos.

Corralito

¿Sabías por qué llamamos CORRALITO a cierta limitación en la circulación de efectivo? En diciembre de 2001, en Argentina, el presidente argentino Fernando de la Rúa, decretó restricciones para retirar el dinero depositado en los bancos. La limitación se alargó hasta diciembre del año 2002. Con ello buscaba restringir la fuga de capitales de los depósitos bancarios, para evitar la quiebra bancaria. El periodista argentino Antonio Laje quiso destacar mediante una analogía la forma en que el gobierno restringía una de las libertades esenciales de los usuarios de cualquier sistema bancario: la de poder sacar… Leer más →

Dar un sablazo

¿Sabías por qué DAR UN SABLAZO significa pedir dinero prestado? Es más, pedir dinero prestado y sin intención de devolverlo. Esta expresión parece provenir de la locución Dar un Santiago que, una vez atenuado su significado de ‘arremeter en la guerra’, significó, según el Diccionario de Autoridades, ‘burlar a alguno pesadamente asaltándole de repente cuando menos lo esperaba’. En lenguaje de germanía se utilizó sablazo para expresar el arma utilizada: la desfachatez, la insistencia y la habilidad para convencer y obtener el dinero.

Se llama fúcar al hombre muy rico y hacendado. Por alusión a los Fugger, una acaudalada familia de banqueros alemanes que a finales del siglo XIV hicieron fortuna con un negocio de tejidos. Durante los tres siglos siguientes el dinero de los Fugger decidió el destino de Europa, al concederse en préstamo al emperador Maximiliano de Austria, al papa Julio II y al emperador Carlos V, entre otros. Y servir para financiar muchas de las guerras europeas de la época.

Scroll To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies