Entradas relacionadas con diccionario

Dice el DRAE: almofrej m 1. Funda, de jerga o vaqueta por fuera, y por dentro de anjeo u otro lienzo basto, en que se llevaba la cama de camino. Del ár. hisp. almafráš Esta extraña palabra —de las pocas que la lengua española ha consentido que acabe en j— designa a la bolsa o funda donde se transporta el colchón de viaje. Procede de la voz árabe mafrás, ‘extender en el suelo’.

Quincunce: Disposición semejante a la figura de un cinco de dados, con cuatro puntos que forman rectángulo o cuadrado y otro punto en el centro. Se trata de una figura muy frecuente en la iconografía azteca. Ya me lo imagino… ¡me doblo al quincunce!… Y todos mirando con cara de decir ¡pero qué dice ahora éste!

Se dice del último pájaro nacido en la pollada y, por extensión, del hijo último de una familia. También de una persona enclenque o raquítica, a la que se supone carente de fuerza para abandonar el hogar.

Colaboración de Juan Manuel Santos El especial palabro de hoy —es monovocálico— ha sido obtenido del Diccionario del español actual de Manuel Seco y otros. Ed. Aguilar. Moscóforo: Escultura de un hombre que lleva sobre los hombros un animal para el sacrificio. ¿Quién dice que no hay una palabra para cada cosa?

Un tiento es una utilización del sentido del tacto para tocar una cosa materialmente. Así, la expresión dar un tiento puede tener diferentes significados según a qué hagamos referencia: Dar un tiento (a alguien o a algo). Tentarlo o tocarlo. Tantearlo para actuar en consecuencia. Dar un tiento (a un recipiente de vino u otra bebida). Echar un trago. Dar un tiento (a algo que se gasta o consume). Hacer uso de ello de forma que sufra una gran merma. Tomar el tiento (a algo). Pulsarlo, examinarlo, tomarle el tranquillo, cogerle destreza. Aunque también es… Leer más →

Todos con un nexo en común: el culo. O mejor dicho, con el -culo. Jáculo: pequeña lanza arrojadiza, dardo. Súrculo: en botánica, vástago del que no han brotado otros. Edículo: es un edificio pequeño, un templete que sirve de tabernáculo. (¡anda!, otro culo) Tabernáculo: sagrario donde se guarda el Santísimo Sacramento.

Gurripato: persona pazguata, simple. Gurrufero: rocín feo y de malas mañas. Gurumino: ruín, desmedrado, mezquino. También cobarde, pusilánime. También chiquillo, niño pequeño, pequeñez, fruslería, cosa baladí. Y en sentido figurado se dice del hombre que tiene contemplación excesiva con la mujer propia. Gurruño: cosa arrugada y encogida. De gurruñar, ‘arrugar, encoger’. Así que si ahora leemos el texto siguiente, lo podremos entender todos. El gurripato, con la camisa como un gurruño, llevaba de las riendas a su gurrufero. Extasiado contemplaba a su esposa. ¡Menudo gurrumino!

Acerca de aquellas palabras que tienen diferentes significados en diferentes países o áreas de habla hispana. Y que pueden llevar a situaciones embarazosas, pues términos realmente inocentes en un país, pueden llegar a significar cosas muy feas en otro. Tampoco todas se encuentran en el mismo caso. Unas suenan vulgares frente a cualquier auditorio (como pinche, en México) y otras sólo tienen un segundo sentido entre miembros de determinados grupos sociales (como aguacates, en México). Cierto es que el contexto en que se incluya la palabra en cuestión aclarará la intención del hablante, pero no… Leer más →

Es un rimbombante título el que se me ha ocurrido, pero creo que casa a la perfección con el tema a tratar: los diferentes significados de una misma palabra en diferentes países o áreas de habla hispana. Cierto es que conviene conocer algunos de estos diferentes significados si queremos evitar situaciones comprometidas, pues términos realmente inocentes en un país, pueden llegar a significar cosas muy feas en otro. Colaboración de Fernando de Trazegnies Por ejemplo, la palabra pendejo, muy utilizada en Latinoamérica, significa ‘los pelos del pubis’ (masculino o femenino). Sin embargo, aunque en la… Leer más →

La perífrasis (también llamada circunloquio) es una figura estilística —concretamente de pensamiento— que consiste en expresar mediante un rodeo, aquello que podía decirse más brevemente. Por ejemplo: «La lengua de Cervantes» por «el castellano», el «país de los tulipanes» por «Holanda», «aquella que te llevó en sus entrañas» por «tu madre». Si su uso es comedido adorna los escritos, pero si se hace de ella un uso desmesurado puede convertir el texto en algo recargado y ampuloso que nos puede llevar a la risa. Por ejemplo: Escucha, hermano, la canción de la alegría. Presta atención… Leer más →

Scroll To Top