Entradas relacionadas con confusión

Chistes (59)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. O no. —¿Hay algún doctor en la sala? —Yo. —Mi amigo se muere, doctor. —Uno menos. —Pero… ¿qué clase de doctor es usted? —Doctor en matemáticas. —Soy un tipo saludable, ¿sabes? —¿Comes sano y eso? —No, que la gente me saluda. —¡Velas! ¿Qué celebramos? —Que nos han cortado la luz. —A mí me gustaría vivir en una isla desierta. —A mí también. —Ya empezamos. En la farmacia: —¿Tiene pastillas para la flojera? —Sí. —¿Me pone una en… Leer más →

¿Sabías por qué decimos CONFUNDIR EL CULO CON LAS TÉMPORAS para expresar una total confusión? Es tanto como tomar una cosa por otra con la que no tiene ni la más mínima relación. Tan poca como la que guardan esa parte el cuerpo con las témporas, que son el tiempo de ayuno en el comienzo de cada una de las cuatro estaciones del año establecidos por la Iglesia.

Bienal y bianual

¿Cómo calificamos un evento o suceso que tiene lugar cada año? Pues… anual ¿no? Correcto. ¿Y cómo llamamos al evento que tiene lugar cada dos años? ¿bianual? Pues no. Bianual es un término formado por el prefijo bi- y anual, y así se forma un adjetivo que significa ‘que ocurre dos veces al año’. Si nos hemos de referir a un evento o exposición que se repite cada dos años, hemos de calificarlo de bienal, esto es, que ocurre dada bienio. No confundir términos.

Montar un belén

¿Sabías por que decimos que MONTAR UN BELÉN es crear una situación de jaleo, de desbarajuste? Este lío al que se refiere la expresión se asemeja al producido en los hogares en el momento de montar el pesebre navideño. Situación de confusión en un momento familiar en que todo anda por medio, se retiran muebles, se monta el entramado que habrá de acoger el nacimiento, todo el mundo quiere participar, se colocan figuras y se acomodan las diferentes piezas que conformarán la villa de Belén y el pesebre.

Más frases ampulosas, rimbombantes y… carentes de significado. Como en el siguiente ejemplo que podría formar parte del discurso de cualquier político: «En la actual coyuntura socioeconómica en la que estamos inmersos, inciden distintas praxis que, en íntima concordancia sectorial, requieren soluciones divergentes para la potenciación de los valores infraestructurales. Esto podría suponer la postulación de un receso que desintegrara al instante la articulada normativa y retroactivara la moderna planificación de los parámetros como consecuencia de un íntimo proceso, irreversible desde la óptica del cuadro macroeconómico mundial.» Puedes elaborar un bonito discurso como los de… Leer más →

Una recopilación de malapropismos, es decir, palabras mal dichas por confusión fonética o por desconocimiento. Me puso entre la espalda y la pared. ¿Apoyado en la pared? ¡Vaya aprieto! ¿Y no sería entre la ESPADA y la pared? Quiero que me pagues con dinero cantante y sonante. ¿Cantante de cantar? Mejor CONTANTE de contar. Tengo fastidiada la columna vertical. Pues ponte en horizontal, quizá te beneficie la columna VERTEBRAL. El parto se complicó y tuvieron que hacerle la necesaria. Sí, en esos casos la CESÁREA suele ser necesaria. Hizo una donación a las monjas insulinas…. Leer más →

Más frases ampulosas, rimbombantes y… carentes de significado. Puedes elaborar un bonito discurso como los de los políticos con facilidad. Y hablar y hablar sin parar, con sonoras palabras y elaboradas frases. Y todo sin decir nada en absoluto. Para ello nada más sencillo que leer la siguiente tabla empezando con una frase cualquiera de la primera columna, después una cualquiera de la segunda, después de la tercera, luego de la cuarta y de nuevo repetir el proceso. Podrás formar estupendos discursos y hablar varios minutos sin que nadie entienda el mensaje —porque no lo… Leer más →

Equívoco (3)

Colaboración de Aleix En cierta ocasión en un programa de entrevistas de la televisión argentina se entrevistaba a las esposas de diversos deportistas argentinos. Un futbolista, un tenista, un golfista… Se les preguntó si realizaban algún ritual para dar suerte a sus maridos cuando habían de competir. Una se encomendaba a un santo, otra se ponía una prenda determinada, y la esposa del golfista dijo: «Pues yo, a mi marido, antes de una competición siempre le beso las pelotas». Se hizo un incómodo silencio. Fin de la colaboración Qué mal pensados ¿no? Es curioso como… Leer más →

Existen muchas maneras de mantener un mensaje en secreto y una de ellas es el cifrado. Hay muchos métodos para cifrar, de entre los que destaca por su antiguedad el cifrado César. El cifrado César consiste en cambiar cada letra del texto por la que esté n lugares más adelante en el abecedario, siendo n un valor que sólo conocen el emisor y el receptor del mensaje. Por ejemplo, el caso sencillo de n=1 comportaría cambiar cada letra por la siguiente del abecedario (la A por la B, la B por la C, la C… Leer más →

Dar una hostia vs. dar una ostia

Así mismo, ¿con h o sin h? Aunque sea muda tiene su importancia.   No se encuentra la frase en los tratados al uso y eso es algo que siempre me extrañó puesto que es de un uso muy frecuente. Te voy a dar una hostia, Se pegó una hostia contra la pared, Le dieron un par de hostias… son expresiones habituales en las que hostia es un golpe, una bofetada, un puñetazo e incluso una colisión.   Según el diccionario, hostia es:   1.Hoja redonda y delgada de pan ácimo, que se consagra en… Leer más →

Scroll To Top