Entradas relacionadas con chistes

Los colmos son unos sencillos juegos de palabras que a modo de chiste cuentan los niños. Representan el “no va más”, la saturación. ¿Sabías cuál es el colmo… … de un mecánico? Que a su hijo le falte una tuerca y a su hija un tornillo. … de un matemático? Ser más chulo que un ocho. … de un agente de tráfico? Tener problemas circulatorios. … de un gusano? Llevar una vida arrastrada. … de un jinete? Perder los estribos. … de un marinero? Ahogarse en un vaso de agua. … de un fontanero? Se… Leer más →

Parecidos (5)

Dicen que son juegos de niños, pero quizás alguno arranca una sonrisa. ¿En qué se parece un semáforo a una valla? En que los dos se saltan. ¿En qué se parece una montaña y una mujer? En que las dos tienen falda. ¿En qué se parece un contable a un collar? En que los dos llevan cuentas. ¿En qué se parece un ladrón al tren? En que el ladrón sustrae y el tren “sus lleva”. ¿En qué se parece el latín a un bote? En que los dos son una lata. ¿En qué se parece… Leer más →

Los colmos son unos sencillos juegos de palabras que a modo de chiste cuentan los niños. Representan el “no va más”, la saturación. ¿Sabías cuál es el colmo… … de un soldador? Tener un hijo soldado. … de un psiquiatra? Que sus pacientes se hagan los locos a la hora de pagar. … de un preso? Evadirse de la rutina. … de un río? Tener mucho caudal y no poder gastarlo. … de un relojero? Tener un hijo retrasado. … de una peluquera? Que sus hijos aprueben por los pelos. … de una monja? Tener… Leer más →

Es un juego basado en la exageración con fines cómicos. Un tradicional chiste o juego infantil en el que se escoge una cualidad —repetida indefectiblemente tres veces— y se exagera hasta lo imposible. Era una adivina tan buena, tan buena, tan buena, que además del futuro adivinaba el condicional y el pluscuamperfecto de subjuntivo. Era una bruja tan tonta, tan tonta, tan tonta, que no se dedicaba a las ciencias ocultas porque no las encontraba. Era un cirujano tan tacaño, tan tacaño, tan tacaño, que aplicaba la anestesia con un martillo. Era un chiste tan… Leer más →

Los colmos son unos sencillos juegos de palabras que a modo de chiste cuentan los niños. Representan el “no va más”, la saturación. ¿Sabías cuál es el colmo… … de un matemático? Tener cálculos en el riñón. … de un bombero? Tener ardor de estómago. … de un sastre? Tenr un hijo botones. … de un carpintero? Tener una pata de palo. … de un despistado? Ir de parto y no saber de parto de quien. … de un ecologista? Consolar a un sauce llorón. … de un dinamitero? Tener un carácter explosivo. … de… Leer más →

¡Arriba el telón! (2)

Es un clásico y sencillo juego de palabras, que suele encerrar un absurdo chiste. Es un típico chascarrillo infantil con las palabras. Se levanta el telón y se ve a un fotógrafo cuya cámara tiene un flash enorme. Se baja el telón. ¿Cómo se llama la película? FLASH GORDON Se levanta el telón y se ve a Francisca que mete los dedos en un enchufe y recibe una descarga eléctrica. Se baja el telón. ¿Cómo se llama la película? EL AMPERIO CONTRA PACA (por El Imperio contraataca) Se levanta el telón y se ve una… Leer más →

Parecidos (4)

Dicen que son juegos de niños, pero quizás alguno arranca una sonrisa. ¿En qué se parece un alumno de latín al sol del atardecer? En que los dos declinan. ¿En qué se parece una almeja a un calcetín? En que la almeja es un molusquito y los calcetines o “melusquito” o “meluspongo” ¿En qué se parece un campo de batalla a un rebaño de ovejas? En que una bala por aquí y otra bala por allá. ¿En qué se parece una casa antigua a un cura? En que la casa antigua tiene sótano y el… Leer más →

Colaboración de Antonio Úbeda Cuentan que en un instituto un severo profesor, -¿Dónde se encuentra la albúmina? a una alumna preguntó. ¡¡En los huevos!!, le apuntaba su amigo tras de la reja, pero la chica no osaba repetir la palabreja. Hasta que, al ver que el examen iba hacia un fracaso fijo, bajando la vista al suelo -En los testículos- dijo. -Sin pretender ser tan fina (le apuntaba el profesor) ya hubiera usted respondido a mi sencilla cuestión. Y entonces la colegiala, pasando de inhibiciones, dijo que corte le daba decir que era en los cojones.

Hay una serie de chistes clásicos (por no decir viejos) con cierta gracia (por no decir malos) que se basan en la malinterpretación de las órdenes recibidas. Comoquiera que se basan en el calambur, en el equívoco, en la personalización y en la ambigüedad, tienen su lugar aquí. Veamos algunos de ellos: El capitán dijo… … ¡abordar el barco! Y el barco quedó precioso. El capitán dijo… … ¡todo el mundo a los botes! Y el barco se quedó sin mermelada. El capitán dijo… … ¡40 grados a babor! Y Babor sufrió quemaduras. El capitán… Leer más →

Chistes de Lepe

Los chistes de tontos y sus tonterías son un clásico. En Argentina los protagonizan los gallegos, en Francia los belgas y en España los de Lepe. ¡Vaya usted a saber por qué! Estos chascarrillos suelen sustentar su gracia en juegos de palabras o en diferentes confusiones lingüísticas. Por ello tienen cabida aquí. ¿Por qué los de Lepe se abanican con serruchos? Porque les han dicho que el aire de la sierra es muy bueno. ¿Por qué las ambulancia de Lepe llevan una bañera encima? Para la sirena. ¿Por qué los de Lepe cocinan el arroz… Leer más →

Scroll To Top