Entradas relacionadas con cartel

Algunos carteles, letreros o avisos, son graciosos. Su redacción puede ser ambigua —intencionadamente o no— o puede ser malinterpretada con un poco de mala idea. O bien han sido redactados para provocar la sonrisa. En este caso la sonrisa la provoca el añadido. Cachondo el tío.

Algunos carteles, letreros o avisos, son graciosos. Su redacción puede ser ambigua —intencionadamente o no— o puede ser malinterpretada con un poco de mala idea. O bien han sido redactados para provocar la sonrisa. En este caso está claro que quieren asustar, pero… ¿tanto como para inventar una nueva especie?

No tocar los huevos tocando los huevos, se entiende. Eso sí, se ruega.

Scroll To Top