Entradas relacionadas con avaricia

De esto que no cuesta lléname la cesta

De esto que no cuesta lléname la cesta es un refrán que alude a la persona que abusa cuando se le ofrece gratis alguna cosa. Como no le cuesta nada el bien en cuestión, ya sea en dinero o esfuerzo, toma para sí más de lo que necesita y lo acapara aunque no le sea útil por el simple hecho de su gratuidad. Se dice tanto en el momento de aprovechar la ganga, reafirmando que se es consciente del abuso, como en tono recriminatorio para afear la conducta del acaparador.

Con quien todo lo quiere, todo lo pierde, el Refranero nos advierte que un exceso de codicia es perjudicial. ¿Para qué sirve ese afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas? ¿Qué beneficio se saca de guardar y guardar? Al final la avaricia nos acabará llevando a la ruina. Tener más de necesario puede acarrearnos serios disgustos. Otros refranes alusivos al tema son. Corazón codicioso, no tiene reposo, Quien más tiene más quiere, La avaricia rompe el saco .

Más teme quien más tiene

Más teme quien más tiene, es un refrán que reprende la avaricia. Y señala las torturas morales que sufren las personas avariciosas y egoístas. El deseo de acopio inmoderada de bienes distinguen al hombre, en su afán de asegurarse el porvenir y la felicidad material. Pero estas personas emplean su existencia en acumular bienes y ganancias y, como contrapartida, siempre temen perder lo que han logrado acaparar. Otras versiones son: Quien todo lo quiere, de rabia muere; Quien más tiene, menos duerme.

Scroll To Top