ambigüedad

Chistes (38)

risa38Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos… O no.

-Y tu mujer ¿a qué se dedica?
-Es jinete de aves de corral.
-¿Y eso qué es?
-Que siempre está montando pollos.

-Soldado, deberíamos retroceder y escondernos tras esas rocas.
-¿Parapetarnos, mi sargento?
-Para que no nos vean, mariconazo.

-Jefe, el jueves tiene una reunión a las 9.
-Posponlo.
-Pos ya lo he puesto.

-¿Cómo te llamas?
-Vane.
-¿Vane de Vanessa?
-No, de Banesto, no te jode.

-¿Nombre?
-Bond, James Bond.
-Bien, Bond Jamesbond.
-No, no. James y Bond aparte.
-¿James Bonaparte?
-No. James Bond y ya.
-¿James Bonilla?
-Pon 007.

-Hola, ¿es aquí el curso de tiro al plato?
-Sí, ¿te apunto?
-No, no… apunta al plato.

-Nunca me escuchas.
-Y yo a ti.

-El otro día hice el amor con una americana.
-¿Y qué tal?
-Buf. Mucha calor, me la tuve que quitar.

Chistes (36)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos… O no.

-Mamá, ¿puedo usar el coche?
-No, no puedes sin mi supervisión.
-¡Uy! ¡Perdón por no tener súperpoderes como tú!

Un amigo a otro:
-Ayer asistí a un curso de crítica constructiva.
-¿Y qué tal?
-Fue una puta mierda.

-Eres un egocéntrico.
-¿Yo? ¡Pues anda que yo!

Un amigo a otro:
-¿Te sabes el chiste del hombre entre dos vallas?
-No.
-Vaya, hombre, vaya.

La mujer al marido:
-Estoy embarazada. ¿Qué quieres que sea?
-Mio.

-Hola guapa, ¿estudias o trabajas?
-¿Lo cualo?
-Que de qué trabajas.

En el psicólogo:
-Y…¿desde cuando se cree perro?
-Desde cachorro.

Un preso a otro:
-¿Cómo has acabado aquí?
-Por la inexperiencia de la juventud.
-Pero si tienes más de 60 años.
-Ya, pero mi abogado sólo 25.

En el médico:
-Veo que hoy ya tose mejor.
-Es que he estado practicando toda la noche.

Chistes (35)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos… O no.

 

Un amigo a otro.
-Mi suegra me trata como a Dios.
-¿Y eso?
-Pues… sabe que existo, pero no me puede ver.

Un borracho le envia un SMS a su esposa.
-Amor, llego en 30 minutos… Si no he llegado vuelve a leer el mensaje.

Una señora a otra.
-No puedo comer carne.
-¿Tensión alta?
-No, pensión baja.

El profesor a un alumno.
-Estás expulsado del equipo de paracaidismo.
-¿Por qué?
-Porque no me caes bien.

Una amiga a otra:
-Después de cuatro años mi novio por fin me ha hablado de matrimonio.
-Y qué te dijo?
-Que está casado y tiene dos hijos

Un amigo a otro.
-Hoy al salir del trabajo he atropellado a un unicornio.
-¡No me lo puedo creer! ¿Tienes trabajo?

-Hola, me llamo Oportunidad.
-¿Cómo dices?
-Lo siento, las oportunidades solo se presentan una vez.

Una amiga a otra.
-Mi hijo está yendo a clases de natación.
-¿Ah, si? ¿y que tal lo hace?
-Pues por ahora nada mal.

-Doctor, ¿tiene pastillas para la baja autoestima?
-Si, por supuesto, aquí las tiene.
-Pensándolo mejor… es igual… no me las merezco…

En una zapatería.
-Hola, quería unos zapatos.
-¿Qué pie usa?
-Pues… normalmente los dos…

Un amigo a otro.
-¿Cómo va tu vida sexual?
-Como la cocacola.
-¿Y como es eso?
-Primero normal, luego light y ahora zero.

Un hermano a otro.
La abuela tuvo un infarto, y le tuvieron que revisar el corazón…
-¿Y latía?
-La tía no sé… ¡yo te estoy hablando de la abuela!

En un control de carretera paran a un borracho y le dice un policia:
-Enséñeme el seguro del coche, por favor.
Y el borracho le contesta:
-Pues mire, es éste, si lo subes la puerta esta abierta y si lo bajas cerrada.

Chistes (34)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. O no.

-Mamá, Juanito me ha tirado un trozo de carne.
-!Juanito!, o te estas quieto o te quito la lepra a hostias.

Un amigo a otro.
-¿Qué te pasa que pareces tan triste?
-Es que casi atropello a mi suegra.
-¿Qué pasó? ¿Te falló el freno?
-No, el acelerador.

En el médico.
-Doctor, doctor, tengo un caso agudo de herpes, gonorrea, cólera y sifilis.
-No se preocupe, lo ingresaremos en un cuarto privado y lo pondremos a la dieta de la pizza.
-¿Pizza? ¿Y eso me curará?
-No, pero es que es lo único que pasa por debajo de la puerta.

-¿Te he contado el chiste de estadísticas?
-Probablemente…

En una entrevista de trabajo.
-Para este cargo queremos a alguien que sea responsable.
-Entonces soy la persona indicada para el puesto.
-¿Por qué lo dice?
-Porque en todos mis trabajos anteriores, cuando algo salía mal, yo era el responsable.

-Un amigo a otro.
-Estoy preocupado. Mi pareja ha engordado muchísimo y la encuentro fea, sin atractivo.
-Pues convéncela para que camine 5 kilómetros por la mañana y otros 5 kilómetros por la tarde.
-¿Y adelgazará?
-Pues no sé, pero en una semana estará a 70 kilómetros de tu casa.

En el médico.
-Doctor, doctor, tengo un hueso afuera.
-Pues hágalo pasar

En la intimidad.
-Manolo, ¿ya?
-¡Haber estado mas atenta!

Chistes (32)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos.

Como los que vienen a continuación.

En una entrevista de trabajo.
-Un curriculum impresionante. Dice Vd. que habla perfectamente inglés.
-Sí, fui a un colegio bilingüe.
-Y francés.
-Sí, mi madre era francesa.
-Y alemán.
-Mi padre nació en Berlín.
-También italiano.
-Trabajé en Italia un par de años.
-¿Y chino?
-Tuve una novia china.
-Muy bien, queda Vd. contratado. Colamente una curiosidad, ¿conociendo tantos idiomas, Vd. en qué piensa?
-En sexo, como todo el mundo.

En una panadería:
-¿Me puede dar dos funcionarios?
-A ver… le he dicho miles de veces que no se llaman funcionarios… se llaman “BA GUE TES”.

-Papá, ¿qué hay entre las piernas de mamá?
-El paraíso.
-¿Y entre las tuyas?
-La llave del paraíso…
-Pues cambia la llave, que el vecino tiene copia.

En el colegio.
-A ver… Napoleón murió en…
-Fermo.

-¿Qué te parece la gelatina?
-Pues no sé que decir. Conozco la i latina, la y griega, pero la g latina no la conozco.

-Abuelo, ¿tú todavía tienes sexo con la abuela?
-Sí, pero sólo sexo oral.
-¿Qué es sexo oral, abuelo?
-Yo le digo a tu abuela “jódete” y ella me responde “vete a tomar por culo”.

Primer día de escuela en España. La profesora pasa lista.
La profesora, pasa lista:
-Mustafá El-Ekhseri.
-Presente.
-Achmed El-Cabul.
-Presente.
-Kadijha Ben-Gasir.
-Presente.
-Mohammed Ahmad.
-Presente.
-Albertomar Tindi-Ez.
Nadie contesta.
-Albertomar Tindi-Ez.
Nadie contesta.
Por última vez: Albertomar Tindi-Ez.
Un chico y dice:
-Debo ser yo profesora, pero se pronuncia “Alberto Martín Diez”.

Dos amigos se encuentran.
-¿Qué tal te va en tu matrimonio?
-Fatal. Mi mujer se pasa todas las noches de bar en bar.
-¿Le va la bebida?
-No, que no deja de buscarme, la muy…

Una mujer celosa le pregunta al marido.
-¿Con cuántas mujeres has dormido?
-Contigo solamente mi vida.
-¿Estás seguro?
-Sí, con las otras no me da sueño.

-Papá ¿alguna vez te enamoraste de una profesora?
-Sí hijo, de la de la guardería.
-¡Oh, que bonito! ¿Y qué pasó?
-Que tu mamá se cabreó y te cambió de guardería.

En el gimnasio.
Un hombre de 65 años le pregunta al entrenador personal.
-¿Qué máquina debo usar para impresionar a una chica de 25 años?
El entrenador lo mira de arriba a abajo y le dice.
-Pruebe con el cajero automático.

Ambigüedad (8)

La ambigüedad se define como un doble sentido por diversas interpretaciones semánticas por polisemia u homofonía.

Cuando leemos alguna frase ambigua nos deja algo descolocados, por esa doble interpretación. Veamos algunos ejemplos:

Antes de que existieran las calculadoras, los chinos contaban con las bolas.

Al menear el rabo, el perro expresa sus sentimientos como lo hace el hombre.

Organizó con su amigo una doble cita y acabó la velada acostándose con su pareja.

Chistes (31)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos.

Como los que vienen a continuación.

-¿Cuál es el vino mas amargo?
-Vino mi suegra.

-¿Por qué la esposa de Hulk lo dejó?
-Porque ella quería un hombre más maduro.

-¿Por qué los funcionarios son ateos?
-Porque no creen que después haya una vida mejor.

Un niño de tres años observaba su pilila mientras su mamá le bañaba. Y le preguntó:
-Mami, ¿es este mi cerebro?
-Todavía no -respondió la madre.

Había una persona que cada vez que se comía un yogur, lo tiraba al llegar a la mitad.
-¿Por qué haces eso? -le preguntó un amigo.
-Porque en la tapa pone “Consumir preferentemente antes de: ver el fondo del envase”.

Están un campesino y su hijo en el campo y aparece un turista con un mapa en la mano.
-Do you speak english? -pregunta.
-No entiendo. -responde el campesino.
-Parlez vous français? -insiste.
-No sé qué dice. -contesta el campesino.
-Parla italiano?
-Sigo sin entender.
-Sprechen Sie Deustch?
-No me entero de nada.
Desalentado, el turista se va sin haber podido preguntar sobre la ruta.
-¡Qué suerte tiene ese hombre de hablar tantos idiomas! -dice el hijo.
-¿Suerte? Para lo que le ha servido…

-Oye, ¿qué es peor, la ignorancia o el desinterés?
-Ni lo sé, ni me importa.

-¿Conoces el castigo para la bigamia?
-Tener dos suegras.

En el colegio, en un clase sobre seguridad aérea, pregunta la maestra.
-Si estás en un avión y éste se prende fuego… ¿por dónde sales?
-Pues… ¡por el telediario!

-Qué perro más bonito tiene usted, ¿de qué raza es?
-Es un perro policía.
-Pues no lo parece.
-Es que es de la policía secreta.

Estaba un hombre viendo la televisión y llega su esposa y le empieza a contar lo que ha hecho en el día. El marido le dice:
-Sabes mi amor, cuando oigo tu voz me recuerda el mar.
-¿Por qué mi voz te recuerda el mar? -pregunta emocionada la esposa.
-Porque tu voz me marea.

Un amigo a otro.
-¿Cuántos cornudos te parece que viven en esta calle sin contarte a ti?
-¡Cómo sin contarme a mí! ¡Esto es un insulto!
-Bueno, no te enfades. Vamos, contándote a ti… ¿cuántos te parece que hay?

En el baile.
-Me pareces la chica más guapa del baile.
-¿Sí? Pues yo no puedo decir lo mismo de ti.
-Claro que sí. Haz como yo: miente.

Signos de puntuación (8)

Cuál es una palabra de 4 letras que tiene 3 aunque se escribe con 6 mientras tiene 8 raramente consta de 9 y nunca se escribe con 5

¿Qué ocurre aquí? ¿Un acertijo? ¿Un enigma?… Ciertamente irresoluble.

Mucho más fácil: faltan los signos de puntuación. Y su ausencia hace que no podamos entender la frase.

Pero nada más fácil que colocarlos correctamente para que ésta tenga sentido. Veamos:

“Cuál” es una palabra de 4 letras, “que” tiene 3, “aunque” se escribe con 6, “mientras” tiene 8, “raramente” consta de 9 y “nunca” se escribe con 5.

Acertijos (15)

Los acertijos son una suerte de enigmas o adivinanzas en los que la formulación juega un papel muy importante. La falta de información en el enunciado o la presentación voluntariamente ambigua del mismo, nos predisponen al misterio.

A veces enmascaran una respuesta tan obvia que lleva un chiste incluido.

Veamos algunos ejemplos:

¿Cuántas moscas volando son tres medias moscas más mosca y media?

Si uno se encuentra una moneda con la inscripción “veinticinco años antes de Cristo”, ¿de qué país será?

¿Cuántos son dos y dos?

¿Cuántas veces puede restarse ocho de cuarenta y ocho?

Seis ovejas parieron siete corderos. Ninguna parió dos. ¿Cómo cuadran las cuentas?

¿Cómo está mejor redactado, “llevo una pluma de venado en mi sombrero” o “porto una pluma de venado en mi sombrero”?

¿Por qué un señor de cuarenta años solamente ha podido celebrar diez cumpleaños?

Tengo dos monedas y entre las dos suman treinta céntimos. Una de ellas no es de veinte céntimos. ¿De qué valor es la otra?

Las soluciones en la página siguiente

(más…)

Ambigüedad (7)

Visto en la Vanguardia del día 28, en un artículo que versaba sobre los ciclistas urbanos.

Se entiende que los multan si no dejan un espacio de tres metros libre para los peatones. Pero no dice eso, lo que dice es que los multan si no dejan espacio libre para los peatones de tres metros. De lo que se deduce que no los multan nunca por este motivo, porque la media de altura está muy lejos de los tres metros.