Chistes (33)

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. O no.

Como los que vienen a continuación.

Un hombre que trabajaba en una fábrica de conservas le confesó a su mujer que estaba poseído por una terrible obsesión: Introducir su pene en la cortadora de pepinos.
Espantada, la esposa le sugirió que consultara con un psicólogo. El marido prometió que lo pensaría, pero todos los días le repetía a su esposa la misma historia, hasta que ella, harta, un día le dijo:
-¡Pues mételo y no me fastidies más! Es tu problema.
Días después, el marido llegó cabizbajo, pálido y profundamente abatido.
-¿Qué pasó, querido? -Le preguntó la mujer.
-¿Te acuerdas de mi obsesión por meter el pene en la cortadora de pepinos?
-¡Oh, no! -Gritó la mujer- ¡Dime que no lo hiciste!
-¡Sí, sí lo hice, lo hice!…
-¡Oh, por Dios! Y… ¿Qué pasó?
-¡Me despidieron! -Respondió el marido.
-Pero… y… eh… ¿Qué pasó con la cortadora de pepinos, te hizo daño?
-No, no… ¡También a ella la despidieron!

Un borracho va dando tumbos por la calle a las tres de la mañana cuando lo detiene un policía.
-¿Dónde va Vd. en este estado a estas horas?
El tipo, bien cargado, le responde:
-Voy a una conferencia sobre el abuso del alcohol y sus efectos letales en el organismo, el mal ejemplo para los hijos y las consecuencias nefastas para la familia, el problema que causa en la economía familiar y la irresponsabilidad absoluta de un padre… y bla, bla, bla…
El policía lo mira incrédulo y le dice:
-¿En serio? ¿Y quién va a dar esa conferencia a estas horas?
-Quién va a ser, carajo… ¡mi mujer cuando llegue a casa!

En el confesionario:
-Padre, el otro día hice el amor con mi novia en el hueco de detrás del confesionario de enfrente, entre las columnas, que no se ve mucho… ¿eso es pecado?
-Pecado no sé, ¡pero el sitio es cojonudo!

En el médico.
-Doctor, hice lo que me recomendaste para los ardores de estómago… y ahora, tengo ladillas.
-¡Te dije, sal de FRUTAS!… ¡de FRUTAS!

Hacer el paripé

¿Sabías por qué HACER EL PARIPÉ es presumir, dar una falsa apariencia?

También darse tono, fingir, simular, realizar un acto hipócrita.

Pariupén es una voz de origen gitano de la que proviene paripé. Significa ‘cambio, trueque’, por lo que ‘hacer el paripé’ es tratar de engañar, simulando ser lo que no se es.

Consultar con la almohada

¿Sabías por qué CONSULTAR CON LA ALMOHADA es reflexionar el tiempo necesario para tomar una decisión?

Así se dice cuando nos apremian y nosotros preferimos reflexionar con calma, o simplememte cuando queremos aplazar esa decisión.

Desde antiguo, cuando se había de tomar una decisión importante, se buscaba en el sueño o en alguna visión una pista que indicara el camino a seguir.

Todavía hoy consideramos que las decisiones importantes requieren de la calma y tranquilidad de la noche, pues el sueño desempeña un papel importante en las funciones cognitivas más complejas, como la toma de decisiones y la resolución de problemas.

Frases de House (2)

house2

Todo un fenómeno televisivo el de House. El médico más borde que uno se pueda echar en cara tiene nombre: Gregory House.

Su verbo es hiriente. Veamos algunas de sus frases lapidarias.

 

 

La naturaleza de la medicina hace que si la cagas, alguien la palme. Si no podeis asumirlo escoged otra profesión.

Somos lo que creen que somos, la realidad es irrelevante.

Ponle inmunoglobina ya. Si mejora gano yo y si muere, tú.

Te contraté porque ¡estás como un queso!

Pues eso descarta el racismo, ayer eras igual de negro.

Si gozo odiando la vida no la odio, la gozo.

¿Sigue siendo ilegal hacerle una autopsia a alguien vivo?

¿Se muere? No, pues que espere.

Porque a una puta le guste el sexo… no deja de ser puta.

Yo no me masturbo, yo me hago el amor.

Si hablas con Dios eres religioso, si Dios habla contigo, eres psicópata.

Eres una mujer artera y aviesa… y eso me pone cachondo.

Me encanta el olor a pus por la mañana. ¡Huele a victoria!

Poner de vuelta y media

¿Sabías por qué PONER DE VUELTA Y MEDIA es criticar?

Ponemos de vuelta y media a aquél o a aquello que censuramos o criticanos.

En el Vocabulario de refranes (1627) del maestro Gonzalo de Correas se lee: “A vuelta y media, torrezno fuera” en alusión a lo poco que tarda el tocino en convertirse en torrezno.

En uso metafórico, poner de vuelta y media a alguien es sacarle defectos y criticar sus acciones cambiando la opinión acerca de él en muy poco tiempo.

Mamarracho

¿Sabías por que llamamos MAMARRACHO a la persona o cosa defectuosa, ridícula o extravagante?

También a la persona informal, no merecedora de respeto y carente de seriedad que se comporta irresponsablemente.

El término tiene su origen en la voz árabe muharrag, ‘bufón’.

Tuercebotas

¿Sabías por qué llamamos TUERCEBOTAS a la persona sin importancia?

El términio recrea la imagen del vagabundo o pordiosero que presenta unas botas torcidas por el uso y que dejan asomar los dedos por algunos de sus muchos agujeros.

Un pobre desgraciado que, por falta de medios, se desplaza a pie.

Traérsela floja

¿Sabás por qué TRAÉRSELA FLOJA a alquien una persona o cosa es no despertar interés ninguno?

Cuando algo o alguien nos da igual, no nos interesa o pasamos, podemos decir que nos la trae floja.

Es una expresión de origen sexual y con un cierto punto de grosería. La expresión alude a la falta de interés sexual, a la falta de excitación en un varón cuando aquello que observa no despierta su apetito sexual.

Su miembro viril no muestra el estado propio del deseo sexual, sino la flacidez y laxitud correspondiente a la ausencia de excitación.

Carbón de los Reyes Magos

¿Sabías por qué TRAEN CARBÓN LOS REYES MAGOS?

No a todos los niños ¿eh?, solo a los que no han sido buenos.

Esta manera de castigar a los niños que no se han portado bien, tiene su origen en creencias antiguas posteriormente adaptadas a los usos actuales.

Antiguamente era creencia común que a quienes codiciaban los tesoros ocultos de los duendes, cuando creían haberlos descubierto, se les convertían en carbón. El carbón era, pues, la expresión de una desilusión.

En el Tesoro de Covarrubias se lee: “entre la gente vulgar hay opinión que los tesoros de los duendes, cuando algunos los descubre y manifiesta, se le vuelven carbones”.

En el cuento de Grimm, Los regalos del pueblecito, un orfebre avaricioso se encuentra, al despertar, los bolsillos llenos de carbón cuando esperaba encontrarlos llenos de oro.

En el popular juego de cartas Saboteur, los enanos mineros ven, en ocasiones, frustrados sus deseos de riqueza, encontrando carbón en lugar de oro.

¡Qué desilusión!

Frases de House

Todo un fenómeno televisivo el de House. El médico más borde que uno se pueda echar en cara tiene nombre: Gregory House.

Su verbo es hiriente. Veamos algunas de sus frases lapidarias.

 

 

Resulta que tus opiniones no dan buenos resultados. Te aconsejo que uses las mías.

He dicho que soy adicto, no que tenga un problema.

Entiendo que le importe, así que nada de placebo, esta vez le daremos medicinas.

Todo el mundo miente.

Tengo una vejiga llena y sé cómo usarla.

Perdona, bostezo porque intento demostrar aburrimiento.

No se muere con dignidad, se vive con ella.

Si eres feliz, no buscas nada.

Seguro que tienes mucha fe en Dios, pero ¿a que miras a los lados al cruzar la calle?

No soy el único de mi equipo, pero en mi equipo soy único.

Me gusta mi pierna, está conmigo desde que era un niño.

¿Usted es Taddy? Me encanta el nombre, si alguna vez tengo un perro…

Bueno, no me gusta hablar mal de otros médicos, y menos de un borracho tan torpe.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR