Negro

¿Sabías por qué llamamos NEGRO a quien hace el trabajo que otro se atribuye? También se dijo de quien trabajaba para otro en la oscuridad, de manera oculta y no revelando su identidad. En la lengua de germanía —utilizada por los truhanes y hampones en los Siglos de Oro— se utilizaba el término negro para referirse al sujete al que su jefe le confiaba encargos de dudosa moralidad. Una persona de total confianza encargada del trabajo negro, aquél de cuyo verdadero autor o instigador no se tenía noticia. En la América colonial se llamó negro… Leer más →

Hoy presentamos: repullo

El DRAE nos dice que un repullo es el ‘movimiento violento del cuerpo, especie de salto que se da por sorpresa o susto’. También la ‘demostración exterior y violenta de la sorpresa que causa algo inesperado’. Es sinónimo de un término más utilizado: respingo, ‘sacudida violenta del cuerpo, causada por un sobresalto, una sorpresa, etc.’

Cura

¿Sabías por qué llamamos CURA al sacerdote católico? En la Iglesia católica, el cura es el sacerdote encargado del cuidado, instrucción y doctrina espiritual de una feligresía. El término es una forma reducida de cura de almas, y se aplica a la persona encargada (por su obispo) del cuidado espiritual de los miembros de su parroquia. Y hace referencia a la solicitud y el cuidado que estas personas ponen en el desempeño de una tarea tan delicada como la vida espiritual de las personas.

Zarandear

¿Sabías por qué zarandear es agarrar a alguien por los hombros o los brazos moviéndolo con violencia? La primera acepción del término en el DRAE nos lleva a zarandar, ‘limpiar el grano o la uva, pasándolos por la zaranda’ y también ‘colar el dulce con la zaranda’. Y zaranda es un término que proviene del árabe hispano sarand y éste del persa sarand ‘cedazo, criba’. Y se aplica al cedazo rectangular que se emplea en los lagares para separar los escobajos de la casca, al pasador de metal que se usa para colar la jalea… Leer más →

Frases de madre (3)

Parece que vengan con el cargo. Con el de madre, quiero decir. A todos más o menos nos decía lo mismo nuestra madre ¿verdad? Especie de frases hechas que hemos oído más de una vez. Veamos algunas: Esto no es un hotel ¿te enteras? Bébete el zumo antes de que se le vayan las vitaminas. Abrígate, que hace frío. No me he pasado dos horas cocinando para que no te comas la comida. No te tragues el chicle que se te va a pegar el estómago. Esta es la primera vez que me siento en… Leer más →

En este caso un adhesivo. De esos que se colocan en la luneta trasera del coche. Sí, hazlo, pero con moderación. ¡Que llevas una criatura contigo! Y es que un acento, a veces, lo es todo. Y sí, las mayúsculas se acentúan. ¿Quién ha dicho que no? Y no, no es un descuido. Aquí van otros ejemplos:

Preguntas retóricas (3)

Una pregunta retórica es aquella que formulamos sin esperar respuesta. Normalmente son fruto de un pensamiento que verbalizamos en forma de cuestión y la respuesta está implícita en la propia forma en que es formulada la pregunta. Dando así a entender una idea o punto de vista sobre un asunto y funcionando como una afirmación, sugerencia o énfasis. A continuación una serie de preguntas ciertamente retóricas y en clave de humor: ¿Quién sabía qué hacer con el color blanco del Plastidecor? ¿Quién no ha tirado de la puerta cuando debía empujar, o al revés? ¿Quién… Leer más →

Hoy presentamos: baladrón, baladro, baladrero

En el DRAE podemos ver que baladrón es un término que identifica al ‘fanfarrón y hablador que, siendo cobarde, presume de valiente’. También se aplica al truhan, al sinvergüenza que vive de engaños y estafas. Un baladro hace referencia a un ‘grito, alarido o voz espantosa’. Y se califica de baladrero al ‘gritador o alborotador’.

Hoy presentamos: añusgarse

Proviene del término latino innodare, ‘anudar’. Y su significado es ‘atragantarse, estrecharse el tragadero como si le hubieran hecho un nudo’. Así pues, cuando uno se añusga, se atraganta. Se ve privado de la respiración y su rostro toma tonos azules mientras se lleva las manos a la garganta. ¿Alguien sabe practicar la maniobra de Heimlich para desobstruirle el conducto respiratorio y que deje de añusgarse?

Aliteración (3)

La aliteración es la reiteración o repetición de sonidos semejantes en un texto o fragmento literario. Esta figura retórica o de dicción busca el efecto sonoro y la expresividad, producidos por la repetición consecutiva de un mismo fonema, o de fonemas similares, vocálicos o consonánticos, en una oración o en un verso. Es un recurso ampliamente utilizado en poesía y es la base de los trabalenguas. A continuación unos ejemplos de aliteración: En el estado que más detesta ésta, está esta estación. El breve vuelo de un velo verde. Rápido ruedan las ruedas de los… Leer más →

Scroll To Top