Las monedas

Viene de antiguo la utilización de porciones de metales, generalmente preciosos, como unidad de intercambio para las transacciones económicas. Estas piezas —llamadas monedas porque las primeras de ellas fueron acuñadas en plata junto al templo de Juno Moneta— eran, en general, de forma circular, pero también las había de otras formas como las rectangulares que no disimulaban su procedencia de un lingote mayor. Algunas monedas actuales, como es el caso del rublo o la piastra, recuerdan con su nombre tal origen (rubl es ‘cortar’ en ruso y piastra es ‘placa o lámina de metal’, en… Leer más →

¿Sabías por qué llamamos MONEDA a cierta pieza metálica considerada dinero de curso legal? Cuando el trueque como relación comercial supuso problemas y contratiempos, se hizo necesaria la creación de una mercancía intermediaria para facilitar los cambios. Se utilizaron animales como unidad de cambio lo que también acabó causando inconvenientes. Pronto se utilizaron piezas de material precioso —en las más diversas formas— para realizar las transacciones comerciales, y la forma circular acabó imponiéndose. Posteriormente a la invención, en Roma se acuñaron monedas en el templo de la diosa Juno. Uno de los sobrenombres de esta diosa… Leer más →

¿Sabías por qué llamamos JÚPITER a uno de los planetas del Sistema Solar? Debido a su tamaño —el mayor de todos los planetas— y al lento movimiento aparente por el firmamento, los babilonios creyeron que el rey de los dioses visitaba a las doce constelaciones del zodiaco que, según los astrólogos, rigen los destinos de los hombres. Por ello le dieron el nombre de Nibir, que era la deidad homóloga del Júpiter romano.

Son parónimos dos o más vocablos que se diferencian tan sólo por la vocal acentuada o por la variación de una sola letra. También lo son aquellos que aunque se escriben igual tienen sentidos diferentes. Los primeros son parónimos por sustitución y los segundos son parónimos por homonimia. Algunos ejemplos de sustitución: eva-uva, amo-amó, ingles-inglés, una-uno-une-uní, mota-moja, soda-sopa-sota-sola, paramos-páramos, mota-mora-mona-moda-mofa-moza, célebre-celebré, tras-tres-tris… Algunos ejemplos de homonimia: cura (religioso) / cura (sanación) , vela (de cera) / vela (de barco)… Podemos realizar frases con ellas, como por ejemplo: Un hombre a hombros del miedo. No suelo… Leer más →

Quizás me haya pasado con el título parafraseando el de una antigua película de ciencia ficción, pero lo cierto es que no conozco ninguna otra frases que tenga las mismas propiedades. Me comentó un amigo hace tiempo que la leyó grabada en un banco de su facultad gracias al trabajo artesano de un estudiante anónimo. La frase hace gala de un especial juego de sustracción. A cada paso pierde la última de sus palabras, pero todas las frases resultantes tienen significado en el contexto. Y es más, en el mismo orden decreciente relatan una especie… Leer más →

Son agrupaciones de siglas —letras iniciales de una palabra— y a veces de otras que siguen a la inicial, que se convierten en palabras de uso común recogidas enlos diccionarios. No se deben confundir con los acrósticos. Son un corriente juego de palabras o tienen tal consideración en el momento de creación del acrónimo. Una vez utilizado y reutilizado se adopta en el lenguaje común y se olvidan las trazas de las siglas originales, incluso el idioma origen. Si el nuevo acrónimo no se utiliza lo suficiente y no cala en el lenguaje, no alcanza la… Leer más →

¿Sabías por qué llamamos MARTE a cierto planeta del Sistema Solar? Debido a su color rojo, asociado a las ideas de fuego y sangre, diferentes pueblos lo asociaron a sus divinidades bélicas. Nirgal para los babilonios, Ares para los griegos y Marte para los romanos. A nosotros nos ha llegado el nombre de Marte por nuestra herencia clásica.

Ponerse moreno

¿Sabías el origen de la costumbre de PONERSE MORENO? Tomar el sol, o tomar «baños de sol» es una costumbre moderna. Hasta que se descubrió la playa, las vacaciones veraniegas y la conveniencia de los baños de mar a mediados del siglo XIX, la morenez del rostro era indicativo de vida rural y campesina. Las damas evitaban los rayos de sol cubriéndose el rostro con sombreros y pamelas de anchas alas y utilizando en sus paseos primorosas sombrillas. La piel morena era de una gran vulgaridad. La piel blanca mostraba la clase y la elegancia…. Leer más →

Pleonasmo

Es el empleo de palabras innecesarias que no añaden nada al mensaje a comunicar y que se usan para enfatizar una idea. Va incluso más allá de la redundancia y ha llegado a formar locuciones o combinaciones de muy frecuente uso. Es bastante común la unión de sustantivo y adjetivo, en la que el determinante califica al nombre con una cualidad inherente a su propia naturaleza. «Falsa ilusión», «Historia pasada», «Sorpresa inesperada», son claros ejemplos: la ilusión lleva implícita el carácter de irreal, falsa; la historia es por propia naturaleza el relato y estudio de… Leer más →

¿Sabías por qué lo que se hace A LA CHITA CALLANDO se hace silenciosamente, con disimulo? Uno de los juegos más sencillos y más practicado en todo el mundo es el de lanzar un objeto hacia un punto señalado intentando hacerlo con puntería. Generalmente el objeto arrojadizo es una piedra y la señal una estaca, un agujero o una piedra mayor. Haciendo referencia a la señal contra la que se lanzaba —una piedra alargada o una tablilla colocada en vertical o una estaca— el juego recibió el nombre de hito y posteriormente de chito o… Leer más →

Scroll To Top