Últimos artículos en Refranes

A palabras necias oídos sordos

A palabras necias, oídos sordos, es un refrán que nos aconseja no prestar atención a los comentarios poco inteligentes y a la cháchara sin fundamento. De ordinario se utiliza para responder al insulto y el improperio, para significar que no se cae en la provocación y que se hace caso omiso. Así, es habitual responder con un simple  a palabras necias, oídos sordos, al interlocutor que pretende molestarnos o incomodarnos con el tema de su parlamento, con sus alusiones, recriminaciones o insultos. Con esto damos el tema por zanjado manifestándole que no le hacemos caso.

A falta de pan, buenas son tortas

A falta de pan, buenas son tortas es un refrán que nos recomienda conformarnos con algo de menor valor en el caso de no poder obtener aquello que realmente deseamos, de mayor valor para nosotros. La torta es una masa de harina cocida sin levadura, una especie de pan seco que se conserva mejor. Es más barata que el pan pero no tan sabrosa. Así que si no había pan recién hecho, uno debía conformarse con comprar tortas. La alternativa era no comer ni lo uno ni lo otro.  

A burro muerto, la cebada al rabo

A burro muerto, la cebada al rabo, es un refrán que censura a aquellos que ofrecen su ayuda tarde, cuando ésta ya no es necesaria, cuando ya no hay nada que hacer para poner remedio a la situación, cuando el trabajo ya está terminado. Los destinatarios del ofrecimiento de ayuda obtienen el mismo beneficio que el burro de la cebada una vez muerto.  

Cada cosa que ves, son dos cosas, o tres

Cada cosa que ves, son dos cosas, o tres; es un refrán que nos recomienda proceder con cautela en nuestras valoraciones y a tener en cuenta todos los aspectos de un asunto antes de emitir un juicio o hacerse una idea. Toda cosa tiene sus pros y sus contras, sus matices, y hay que desconfiar de todo, hasta de nuestra propia vista, ya que es sabido que las apariencias engañan y que no es oro todo lo que reluce. El refranero reitera esta advertencia asiduamente, abundando en lo virtuoso que es proceder con cautela para… Leer más →

De esto que no cuesta lléname la cesta

De esto que no cuesta lléname la cesta es un refrán que alude a la persona que abusa cuando se le ofrece gratis alguna cosa. Como no le cuesta nada el bien en cuestión, ya sea en dinero o esfuerzo, toma para sí más de lo que necesita y lo acapara aunque no le sea útil por el simple hecho de su gratuidad. Se dice tanto en el momento de aprovechar la ganga, reafirmando que se es consciente del abuso, como en tono recriminatorio para afear la conducta del acaparador.

Nunca es tarde para bien hacer; haz hoy lo que no hiciste ayer

Nunca es tarde para bien hacer, haz hoy lo que no hiciste ayer, es un refrán que nos indica que nunca es tarde para llevar a cabo algo útil y beneficioso, que cualquier momento es bueno para emprender aquello que haya de reportarnos algún placer o mejora. Y aún va más allá. El paso del tiempo no debe ser obstáculo para realizar aquello que deseamos. No hemos de sentirnos viejos ni desechar nuestros afanes por considerar que ya no tenemos edad, porque la alternativa, no hacer nada, es la menos deseable de todas. Por ello… Leer más →

Al perro flaco todo son pulgas

Al perro flaco todo son pulgas es un refrán que afirma que con el hombre sin recursos todos se atreven, que las desgracias les suelen pasar a aquellos que están menos preparados para evitarlas o lidiar con ellas. Otros expresiones hacen hincapié en la acumulación de desgracias, como Las desgracias nunca vienen solas, Siempre llueve sobre mojado.

A gloria huele el dinero aunque se saque de un estercolero

A gloria huele el dinero, aunque se saque de un estercolero; es un refrán que pondera el valor del dinero sin tener en cuenta su procedencia. No importa, el dinero es dinero. Este refrán hace referencia a la expresión o frase hecha El dinero no tiene olor. Y existen otras versiones, como Aunque de entre mierda salga, lavado el oro no huele a nada y El dinero huele a benjuí y a estoraque aunque de una letrina lo saques (siendo el benjuí y el estoraque dos bálsamos aromáticos).

Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces

Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces es un refrán con el que nos referimos a aquél que exagera tanto su valía que más bien encubre una carencia. Realmente es frecuente confundir el deseo con la realidad y tener una imagen de uno mismo que no coincida con lo que los demás ven. La idea que tenemos de nosotros mismos puede no ser la de lo que somos sino la de lo que quisiéramos ser. En este sentido el hombre se envanece y presume de virtudes que no posee. Ciertamente… Leer más →

Dios los cría y ellos se juntan

Dios los cría y ellos se juntan es un refrán que se refiere a aquellos que coinciden en un mismo parecer u opinión, o son de condición parecida o coincidente en gustos. La observación constata que tarde o temprano tienden a unirse, para disfrutar de la compañía que prefieren y de la afición o gusto compartido. Aunque no se aplica de manera despectiva o peyorativa, se usa generalmente de manera negativa, para constatar la peculiaridad del grupo en cuestión y ese raso distintivo compartido.

Scroll To Top