Últimos artículos en Refranes

Por abril aguas mil

Por abril aguas mil es un refrán que tiene su origen en el ámbito agrícola y que expresa más un deseo que una realidad. No suele ser el mes más lluvioso del año como alguien podría creer atendiendo al refrán. Más lluviosos acostumbran a ser los meses otoñales. O incluso el propio mes de mayo frecuentemente supera la pluviosidad del mes de abril, pero es en el mes de abril cuando debe llover para que los campos luzcan en mayo y den sus frutos en julio y agosto. Y con el refrán, los agricultores exteriorizan… Leer más →

El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón, es un refrán que sugiere que las malas acciones cometidas sobre una mala persona tienen disculpa. Una justificación que se fundamenta en que el pensamiento popular entiende que este tipo de actos es un castigo y un acto de justicia. Como dar a probar la propia medicina. También es corriente la versión: Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de perdón.

A Dios rogando y con el mazo dando

A Dios rogando y con el mazo dando, es un refrán que nos dice que no basta esperarlo todo de la Providencia, sino que es preciso unir el esfuerzo a la oración. El Ora et labora al que exhortaba San Benito, el fundador del Císter. Al respecto dice Gonzalo Correas: "El mazo es de los oficios de fuerza, de hacer carretas y poner los arcos a las cubas. Quiere decir que nosotros obremos y nos ayudará Dios; y no queramos que nos sustente holgando" Para ejemplificar el refrán se puede utilizar la siguiente historia:  Cuentan… Leer más →

A caballo regalado no le mires el dentado

A caballo regalado no le mires el dentado es un refrán que alude a la arraigada costumbre de los ganaderos de examinar cuidadosamente la dentadura de las caballerías antes de comprarlas, al objeto de conocer de primera mano la edad del animal y no quedar expuestos a los posibles engaños del vendedor para obtener un mejor precio. ¿Y qué miran?¿qué buscan exactamente? Bueno, si te encuentras en la tesitura de adquirir un caballo puedes conocer su edad a partir de su dentición siguiendo las siguientes pautas: Nacimiento: 2 dientes incisivos temporales Un mes de edad:… Leer más →

Dios da pan al que no tiene dientes

Dios da pan al que no tiene dientes es un refrán que se suele mencionar cuando el dinero o la fortuna recaen sobre personas que no saben disfrutar de ellas. También cuando se cree que estas personas no sabrán disfrutarlo como sí que sabríamos nosotros, denotando así un punto de envidia. Existen otras versiones. A saber: Da Dios almendras al que no tiene muelas, Da Dios habas al que no tiene quijadas, Dios da carne al que no tiene dientes, Dios da mocos al que no tiene pañuelo y otras similares.

Una mentira, madre es de cien hijas

Una mentira, madre es de cien hijas, nos habla de la naturaleza del embuste. La manipulación de la verdad obliga a imaginar muchas otras falsedades que den soporte a la primera mentira. Al final todo se convierte en un sinsentido y en un cúmulo de contradicciones. Con razón dice el Refranero: Antes se coge al mentiroso que al cojo.

Se olvida una buena acción y no un buen bofetón

Se olvida una buena acción, y no un buen bofetón; es un refrán que señala que los hechos se graban de diferente manera en nuestra memoria dependiendo de su naturaleza. Así ocurre que uno se muestra olvidadizo con los favores recibidos y, por contra, no olvida nunca las ofensas, desprecios, burlas y agravios recibidos. El Refranero quiere advertir a los que creen que una mala acción puede olvidarse con el tiempo: están equivocados. Refranes similares son: Quien recibe un bien lo escribe en la arena, quien recibe un mal lo graba en la piedra; Quien… Leer más →

Nunca digas de este agua no beberé

Nunca digas de este agua no beberé, es un refrán con el que se reprende la fanfarronería y la seguridad sobre el futuro. El futuro es intrínsecamente impredecible, lo que no nos permite conocer las circunstancias y situaciones en las que nos podemos ver inmersos y, mucho menos, conocer las acciones que llevaremos a cabo. Por todo ello, el Refranero llama la atención al que asegura que nunca hará determinada cosa. Eso no se puede saber.

No hay mayor dificultad que la poca voluntad

No hay mayor dificultad que la propia voluntad nos explica que muchas veces no son los obstáculos y las contrariedades que se nos presentan, las que nos imposibilitan realizar un trabajo determinado, sino nuestro propio desinterés. Así, la mayor dificultad que nos podemos encontrar es nuestra propia abulia. En cambio, si estamos interesados en acometer una tarea con éxito, todas las dificultades serán superables. El Refranero nos advierte de lo perniciosa que es la pereza.

Si culo veo, culo quiero

Si culo veo, culo quiero; es un refrán que recrimina a los amantes infieles, promiscuos y falsos. A aquellos que se encaprichan de cualquier mujer y a los que todas les gustan. Después se generaliza la expresión a cualquier tipo de bien o posesión, con lo que el refrán pasa a afear la conducta del caprichoso que quiere todo lo que ve. También se suele decir culo veo, culo deseo.

Scroll To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR