Últimos artículos en Refranes

La letra con sangre entra

La letra con sangre entra es un refrán que nos enseña que para aprender lo que se ignora y adelantar en cualquier cosa no deben excusarse el estudio ni el trabajo. El Refranero nos indica que el esfuerzo y el sacrificio son las herramientas para lograr conocimiento o para conseguir cualquier cosa que nos propongamos. Ello se puede apreciar mejor con a versión completa del refrán: La letra con sangre entra, y la labor con dolor.

A la pereza sigue la pobreza

A la pereza sigue la pobreza; es un refrán que nos sugiere que la holgzanería es el primer paso para llevar una vida desgraciada y miserable. Si bien el pobre puede lograr hacer fortuna con su trabajo y esfuerzo, el perezoso no ganará nada o echará a perder lo que tenga. Nada de importancia se consigue sin esfuerzo. Si lo tendrá claro el Refranero, que, en el mismo sentido, encontramos otros refranes: Pereza no es pobreza, pero por ahí se empieza; Abre la puerta a la pereza y entrará en tu casa la pobreza; La… Leer más →

A las diez, en la cama estés

Aunque se suele usar esta versión reducida, el refrán completo sería: A las diez, en la cama estés; si puede ser antes, mejor que después. Y existen otras versiones como A las diez, deja la calle para quien es; A las diez deja la casa do estés. Si en la tuya estás, te acostarás. El Refranero nos aconseja acostarse temprano. Y si estamos en otra casa regresar pronto a la propia para cumplir con el consejo. Y esto es así porque antaño, en las áreas rurales, los entretenimientos nocturnos eran escasos y las labores del… Leer más →

A la fuerza ahorcan

A la fuerza ahorcan y quedan bien ahorcados, es un refrán con el que se da a conocer la queja del que se ve obligado a hacer algo que no le gusta. Igual que uno no va a la horca por gusto, de la misma manera se hace lo que no queda más remedio que hacer, por mucho que nos disguste y por muy pocas ganas que se tenga de hacerlo. Es más habitual oír la forma abreviada: A la fuerza ahorcan.

Obra empezada, medio acabada

Obra empezada, medio acabada, es refrán que nos enseña que la mayor dificultad en cualquier empresa es darle inicio. El momento de pasar de los proyectos a la realidad es el más costoso. Una vez dado el primer paso, el resto es mucho más fácil. Por ello el Refranero nos enseña que debemos acometer con prontitud nuestros asuntos por muy complicados que parezcan, pues una vez iniciado el trabajo el resto es más sencillo.

De buena casa, buena brasa

De buena casa, buena brasa; es un refrán que nos explica que cuando algo es de calidad, lo es en su totalidad. Que de las buenas casas y de las personas ricas que viven en ellas, hasta los despojos se consideran aprovechables En sentido general se aplica también a personas. Otras versiones del refrán con el mismo significado son: Como es el pan, será la sopa. Con buena harina, buen pan se fabrica. De buen vino, buen vinagre.

A buen sueño no hay cama dura

A buen sueño no hay cama dura, es un refrán que nos enseña que cuando la necesidad aprieta no se debe reparar en delicadezas. Y aceptar lo que tenemos aunque en mejor situación no lo hiciésemos. Los remilgos son para el que tiene donde elegir, no para el que ha de conformarse con lo que haya. Refrán similar es A buen hambre no hay pan duro.

Váyase lo comido por lo servido, es refrán que indica conformidad respecto a un negocio u otro asunto en el que se pierde algo pero se gana otro tanto. Nos dice que hay que conformarse con las pérdidas o males, porque otras ganancias o bienes nos han de compensar. No hay asunto que sea completamente bueno o malo, sino que todo es una suma de pequeños beneficios y pérdidas. Que unas veces se gana y otras se pierde. También se oye la versión Váyase lo perdido por lo ganado. Una particularización del refrán se da… Leer más →

En casa del herrero, cuchillo de palo es un refrán que nos advierte que allí donde debería haber una cosa determinada más fácilmente, por oficio o por situación, suele haber falta de ella. Suele utilizarse para hacer patente el disgusto que ello nos supone. Se aplica a cualquier persona que carece de algo que no debería faltarle por su profesión o estado, no sin cierto tono de reproche por su desidia o negligencia. Existen otras variedades con el mismo significado: En casa del herrero, el peor apero; En casa del herrero, cuchillo mangorrero; En casa… Leer más →

Con quien todo lo quiere, todo lo pierde, el Refranero nos advierte que un exceso de codicia es perjudicial. ¿Para qué sirve ese afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas? ¿Qué beneficio se saca de guardar y guardar? Al final la avaricia nos acabará llevando a la ruina. Tener más de necesario puede acarrearnos serios disgustos. Otros refranes alusivos al tema son. Corazón codicioso, no tiene reposo, Quien más tiene más quiere, La avaricia rompe el saco .

Scroll To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies