Últimos artículos en Juegos de palabras

Colaboración de Julio C. Es el nombre genérico que los franceses dan al juego de palabras. Pero también se conoce por tal nombre a unos acertijos parecidos a los jeroglíficos de la prensa escrita, con la salvedad de que pocas veces se apoyan en imágenes y pocas veces ofrecen una ayuda como la que supone formular una pregunta. Son un enigma a resolver sin más información que las letras y las palabras combinadas y representadas de una forma especial. Para entendernos, nada mejor que unos ejemplos obra de Kurchan y Grinbank. Solución: quien mal anda… Leer más →

Es un juego consistente en descubrir cuál es la palabra más larga, que es la de la base, basándose en la definición de otras más cortas y en la asignación de un número a cada una de las letras. Todas las palabras más cortas están formadas por letras contenidas en la más larga, lo que nos ayuda a su identificación. Quizás lo mejor sea poner un ejemplo: A continuación una posible línea de razonamiento para resolver el juego: A la derecha de la pirámide están las definiciones como si de un crucigrama se tratara. La… Leer más →

Definido por su estructura, se trata de una quintilla. Esto es, una combinación métrica de cinco versos octosílabos, con dos consonancias distintas, ordenados de modo que no queden juntos tres con la misma consonancia y que no tengan la misma los dos últimos. También se define como una combinación métrica de cinco versos, de cualquier medida, con dos consonancias distintas. A continuación unos limericks obra de María Elena Walsh: Una vaca que come con cuchara y que tiene un reloj en vez de cara, que vuela y habla inglés, sin duda alguna es una vaca… Leer más →

El calambur es un recurso frecuentemente utilizado en algunas adivinanzas. Blanca por dentro, verde por fuera, si quieres que te lo diga, espera. Dicen que son de dos, pero sólo son de una. No pienses en otras cosas, que las tienes en el mar, o las ves llegar furiosas, o las ves mansas llegar. Y lo es, y lo es, y lo es y no me lo adivinas en un mes. Te la digo, te la digo, te la vuelvo a repetir; te la digo veinte veces y no la sabes decir. Ya ves, ya… Leer más →

Colaboración de Sergio Martín Un curioso texto anagramático. Lo acontecido no es anecdótico, ni un sainetesco anestésico, ni un souvenir del universo, sino el prefacio de una profecía. No es para emocionar a nadie, pero un camionero, pavoroso y vaporoso, está sembrando el pánico en Washington, y le copian en todo el mundo. Un belicoso en la ciudad del obelisco. Un apolítico en la sede del Capitolio. Un anárquico para acoquinar a todos. ¿Un camión en un camino, o un sorteador soterrado y submarino en el urbanismo? Método cartesiano: estacionar y matar. La locura ocular… Leer más →

Más adivinanzas, esta vez basadas en el calambur. Redondo, redondo, fila por fila; quien sepa leer, mi nombre escriba. ¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa. “Sí mona, así te quiero”, un galán aseguraba. Y a su dama así le daba, astuto, su nombre entero. Míralo del derecho y del revés. Va y viene; viene y va. Si taba no es… ¿Que será? Esto que estoy diciendo, es lo que yo te pregunto. Y serás un gran borrico si no lo dices al punto.   Las… Leer más →

También se les llama cuadrados mágicos. Se trata de encontrar unas palabras con el mismo número de letras y disponerlas en un cuadrado de tal manera que se puedan leer de varias maneras, es decir, en horizontal y vertical. A continuación unos ejemplos, de 5 y 6 letras:

Son palabras en las que podemos encontrar incluido el nombre de un número. También llamamos así a los textos compuestos en su mayor parte con palabras de ese tipo. Algunos ejemplos son: cero: ceroma, cerorrinco, lucero, pocero… uno: acuno, alguno, Bruno, moruno, tuno, vacuno… dos: adosado, dosis, miedos, saldos, saludos, temidos… tres: desastres, estrés, tresbolillo, tresmesino… cuatro: chiquilicuatro… cinco: cincolote… seis: adoraseis, cambiaseis, comieseis, fariseísmo, museístico, seise, seismo… siete: matasiete, sietemesino, ocho: birlocho, biscocho, bizcocho, bochorno, calimocho, chocho, gocho, sancocho, tocomocho… nueve: nuevecito, renueve… diez: diezmar, diezmo, pardiez, rediez…

Y son trabalenguas publicitarios. No sé si la idea parte de la marca suiza de relojes Swatch o han surgido de forma espontánea. Pero tienen su gracia. Partimos de la frase: Tres brujas miran tres relojes Swatch. ¿Qué bruja mira qué reloj Swatch? En inglés: Three witches watch three Swatch watches. Which witch watch which Swatch watch? Partimos de la frase: Tres brujas travestis miran los botones de tres relojes Swatch. ¿Qué bruja travesti mira los botones de qué reloj Swatch? En inglés: Three switched witches watch three Swatch watch switches. Which switched witch watch… Leer más →

La constricción es un obstáculo lingüístico, sintáctico o gramatical, que un autor libremente se impone a modo de desafío, para superarlo con el uso de su creatividad. Las constricciones son de varios tipos y, todavía hoy, siguen creándose nuevas. Algunas de ellas se han consolidado por su uso, tal es el caso de los tautogramas (textos en que todas las palabras empiezan por la misma letra) y los lipogramas (texto en el que se evita el uso de una o más letras del alfabeto). A continuación una constricción consistente en un poema de dos octavas… Leer más →

Scroll To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies