Últimos artículos en Humor lengua-raz

Colaboración de Lidilia López La conocida Carta de un suicida paradigma del enredo familiar. Su Señoría: No culpe a nadie de mi muerte. Me quité la vida, porque en dos días más que viviera no sabría quién soy en este mar de lágrimas. Verá usted señor Juez, tuve la desgracia de casarme con una viuda que tenía una hija. Mi padre, que para mayor desgracia era viudo, se enamoró y se casó con la hija de mi mujer. De manera que mi esposa era suegra de mi padre, mi hijastra se convirtió en mi madre… Leer más →

Un nuevo ejemplo de ambigüedad producido por la falta de signos de puntuación. Don Facundo Fonseca, agonizante, redactó el siguiente testamento que entregó a su buen amigo el notario: “Yo dejo mis bienes a mi hijo no a mi sobrino tampoco nunca se pagará la cuenta del sastre no dejo mis bienes a mi esposa no a mi cuñado. Que mis deseos sean lo que dispongas tu amigo Facundo Fonseca.” A su hijo, a su sobrino, al sastre, a su esposa y a su cuñado se les dio una copia de este testamento. Y cuando… Leer más →

¿Tienes un amigo que se las da de listo? Pues quizás te interese la siguiente batería de preguntas para dejarlo en evidencia. Se propone a continuación una serie de preguntas a guisa de test de inteligencia, aunque con truco.   Responder, contar los aciertos y leer la puntuación.   Preguntas ¿Cuánto duró la Guerra de los Cien Años? ¿Qué país fabrica los sombreros de Panamá?   ¿De qué animal obtenemos la tripa de gato (catgut, en inglés) usado en cirugía? ¿En qué mes celebran los rusos la Revolución de Octubre? ¿De qué están hechos los… Leer más →

Sacar una frase de contexto puede desvirtuar su significado. De la misma manera una frase puede no significar lo mismo dependiendo de quien la pronuncie. Veamos unos ejemplos: ¡Abajo las drogas! (Los del sótano) Vayamos por partes. (Jack el Destripador) Mi esposa tiene un buen físico. (Albert Einstein) Nunca pude estudiar derecho. (El Jorobado de NotreDame) A mí lo que me revienta son los camiones. (Un sapo) Ser ciego no es nada, peor sería ser negro. (Stevie Wonder) Cuando te fuiste me dejaste un amargo sabor de boca. (Monica Lewinsky) ¡Me las pagarás! (Fondo Monetario… Leer más →

Existen poemas realmente graciosos en los que se une el humor y la métrica. Tal es el caso del Romance de Rosafrita, de Jorge Llopis, escrito en pseudo-castellano antiguo. ROMANCE DE ROSAFRITA Rosafrita, Rosafrita, la de la fermosa cara, la del airoso corpiño que de tan colmado estalla; la que las caderas mueve de tal guisa, que al miralla perdieron la su chaveta los Doce Pares de Francia. Rosafrita, si quisiérades, abriríasme tu estancia, guardada por once dueñas con cucuruchos de rafia. Si quisiérades, podrías dexar la puerta entornada, y yo pasaría dentro, non para… Leer más →

¿Tienes problemas con la ortografía? Si es así, es posible que te interese que se lleve a cabo una reforma de las normas ortográficas. Aunque no sé si opinarás los mismo al ver el resultado; aún sabiendo que es de broma. REFORMAS ORTOGRÁFICAS La Real Academia de la Lengua dará a conocer próximamente la reforma Modelo Siglo XXI de la ortografía española, que tiene como objetivo unificar el español como lengua universal de los hispanoparlantes. Presentamos, con carácter exclusivo, un documento reservado que revela cómo se llevará a cabo dicha reforma.Será, pues, una enmienda paulatina,… Leer más →

Hay una serie de incongruencias en el idioma castellano que bien pueden arrancarnos una sonrisa si se nos muestran como lo hace el siguiente poema: EL IDIOMA CASTELLANO (Anónimo) Melitón González (Pablo Parellada) Señores: Un servidor, Pedro Pérez Paticola, cual la Academia Española “Limpia, Fija y da Esplendor”. Pero yo lo hago mejor y no por ganas de hablar, pues les voy a demostrar que es preciso meter mano al Idioma castellano, donde hay mucho que arreglar. ¿Me quieren decir por qué, en tamaño y en esencia, hay esa gran diferencia entre un buque y… Leer más →

Que los signos de puntuación son importantes no cabe la menor duda, pero ¿nos hemos parado a pensar que su ausencia o mala colocación puede dar al traste con el mensaje que deseamos comunicar? Por ejemplo no es lo mismo decir: “Dame el libro gordo” que “Dame el libro, gordo” o “Estoy contigo, no con él” que “¿Estoy contigo? No. Con él.” Para ilustrar el tema he escogido el siguiente relato no exento de gracia, o al menos, de picardía. Las tres hermanas Un joven anda “tonteando” con tres hermanas. Hasta que éstas un día… Leer más →

El lenguaje propio de una profesión recibe el nombre de argot. Este vocabulario permite construir mensajes prácticamente indescifrables para aquellos que están fuera del grupo. A continuación el cuento Caperucita roja contado en argot informático. CAPERUCITA ROJA (nickname: k-perurroja) Había una vez un usuario de INTERNET, llamado k-perurroja que estaba con sus amigos hablando en el IRC, canal #bosque. De pronto le llego un correo de su mamá, que le decía: “Hijo, por attachment te mando unos archivos para el documento de HTML de tu abuelita, por favor FTPéate a su cuenta y se los… Leer más →

Scroll To Top