Cada cosa que ves, son dos cosas, o tres

matrioska

Cada cosa que ves, son dos cosas, o tres; es un refrán que nos recomienda proceder con cautela en nuestras valoraciones y a tener en cuenta todos los aspectos de un asunto antes de emitir un juicio o hacerse una idea.

Toda cosa tiene sus pros y sus contras, sus matices, y hay que desconfiar de todo, hasta de nuestra propia vista, ya que es sabido que las apariencias engañan y que no es oro todo lo que reluce.

El refranero reitera esta advertencia asiduamente, abundando en lo virtuoso que es proceder con cautela para evitar el engaño.

Otros refranes o expresiones sobre el tema, aparte de las mencionadas, son: De lo que veas la mitad creas, No debe quejarse de engaño quien por la muestra compró el paño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *