Luz de gas

lámpara

¿Sabías por qué HACER LUZ DE GAS a alguien es intentar que dude de su razón o juicio mediante una prolongada labor de descrédito de sus percepciones y recuerdos?

Es una forma de de abuso psicológico que consiste en manipular la percepción de la realidad de otra persona, negando hechos reales, dando por sucedido cosas que no han ocurrido y proporcionando información falsa para que la víctima dude de sí misma y de su propia cordura.

El término se usa en la literatura clínica para describir un intento de alguien de destruir la percepción de la realidad de otra persona.

Y tiene su origen en la obra de teatro británica Gas Light, de 1938, así como de las adaptaciones fílmicas de 1940 y 1944.

cartel

El argumento trata de un hombre que intenta convencer a su mujer de que está loca, manipulando objetos de su entorno e insistiendo constantemente en que ella está equivocada cada vez que detecta un cambio. Así va desgastando la estima y la confianza en sí misma de su esposa para anular su voluntad y convertirla en una persona dubitativa y temerosa.

Y el título alude a las lámparas de gas que el marido usa y que hacen que las del resto de la casa pierdan intensidad. La mujer nota este cambio pero no encuentra una causa lógica pues él le ha hecho creer que está sola en la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *