Chistes (60)

chistes

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. O no.

—No me quieres porque soy daltónico. ¿Verdad, Celeste?
—¡Me llamo Violeta!

—Por qué vas tan elegante a la escuela?
—Porque tengo clase.

—¿Cómo te llamas?
—No soy el ayer ni soy el mañana.
—Pero ¿qué dices?
—Me llamo Eloy.

Preparando el equipaje.
—Paracetamol, ibuprofeno, ansiolíticos… creo que ya lo tengo todo.
—¿Y el pastillero?
—No, el niño no viene.

—¿Sabías que los lugares más calientes de una habitación son las esquinas?
—¿Por qué?
—Porque están a 90 grados.

—¿Te gusta el rock progresivo?
—Cada vez más.

—El otro día intenté conquistar a una programadora.
—¿Y qué pasó?
—No se de_Java.

—Hoy me ascendieron por ser eyaculador precoz.
—¿A qué te ascendieron?
— primero.

—¿Cuál es tu plato favorito y por qué?
—El hondo, porque cabe más comida.

—Papá, ¿qué se siente al tener un hijo tan guapo?
—No lo sé, pregunta a tu abuelo.

—Mi mujer dice que estoy obsesionada con el fútbol.
—¿Cuánto tiempo llevas con ella?
—Nueve temporadas.

—Ordena tu cuarto ya.
—¿Por qué, mamá?
—Porque te lo ordeno yo.
—¿En qué quedamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés