Año de nieves, año de bienes

paisaje nevado

Año de nieves, año de bienes es un refrán originado en el mundo rural, que como tantos otros que hacen referencia a la meteorología y son fruto de la observación, sirve de pronóstico.

Cuando uno vive de la agricultura lo hace con un ojo puesto en el cielo, ya que su cosecha depende en gran manera de la climatología. Así, gracias a la observación, se sabe que si al inicio del año nieva eso es indicador de excelentes cosechas.

Ocurre que la nieve mantiene la tierra húmeda y esponjosa para que los cereales crezcan debidamente. También actúa de aislante térmico protegiendo los cultivos de las heladas y matando las malas hierbas.

Y con el deshielo los caudales de los ríos aumentan y los embalses se llenan, lo que es positivo para el posterior desarrollo de los cultivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *