Oveja que bala, bocado pierde

rebaño pastando

Oveja que bala en prado verde, bocado que pierde, es la forma original de Oveja que bala, bocado pierde, un refrán que nos dice que hay que permanecer atentos y aprovechar las oportunidades que se presentan, que no hay que distraerse en lo accesorio perdiendo de vista lo esencial e importante.

Se aplica a aquellos que dan vueltas y más vueltas a nimiedades, mientras descuidan lo principal. También a los habladores que, por hablar demasiado, pueden perderse ocasiones beneficiosas.

Debido a su construcción suele utilizarse en la mesa, cuando un comensal habla y habla sin parar mientras los demás dan cuenta de las viandas de la mesa. Cuando termina quejándose de no haber comido prácticamente nada, se le responde: Oveja que bala bocado que pierde.

Situación ésta también resumida en el refrán En el juego y en la mesa, el hablar pesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *