Echar el cuarto a espadas

espadas

¿Sabías por qué ECHAR EL CUARTO A ESPADAS es tomar parte oficiosamente en la conversación de otros?

El origen de la expresión está en el acto de pagar a ciertos maestros de armas que a finales del XVIII y principios del XIX viajaban por los pueblos ofreciendo en público su lección.

El que deseaba intervenir en los combates organizados con fines de aprendizaje o perfeccionamiento, no tenía más que depositar una moneda de cuarto en el platillo o el sombrero dispuesto con ese fin, aún sin conocer al maestro o a los demás alumnos participantes.

Más adelante la frase se aplicó al que interviene en una conversación que se está llevando a cabo por otros aún sin conocerlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *