Apóstrofe

apóstrofe

El apóstrofe es una figura literaria de diálogo que consiste en la interrupción del discurso del hablante para dirigirse, generalmente con vehemencia o emoción, a una persona ausente o muerta, a un objeto inanimado o personificado, a una idea abstracta, a quienes le escuchan o leen a incluso al propio autor u orador.

El empleo de este recurso es frecuente en las plegarias, en los soliloquios y en las invocaciones. También se suele emplear en publicidad y en política por su capacidad expresiva.

El término proviene del griego apostrŏphe ‘darse la vuelta’, ya que en tiempo de los griegos los actores daban la espalda al público para hablar con una persona real o imaginaria.

Ejemplo:

Olas gigantes que os rompéis bramando
en las playas desiertas y remotas,
envuelto entre sábanas de espuma,
¡llevadme con vosotras!

Gustavo Adolfo Bécquer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés