Por la boca muere el pez

pescado

Por la boca muere el pez es un refrán cuya forma completa es Por la boca muere el pez, y el hombre por la palabra.

Y establece un paralelismo entre la suerte que corre un pez al no mantener la boca cerrada y picar en el anzuelo (esto es, pasar de pez a pescado) con las posibles consecuencias desagradables provocadas por hablar de más.

Una indiscreción, una palabra fuera de lugar, una explicación innecesaria… hablar más de la cuenta puede meternos en problemas.

Por ello, el Refranero nos invita a callar, a mantenernos prudentemente con la boca cerrada. Y hay más muestras de ello. Otros refranes con el mismo sentido son: La perdiz por el pico se pierde, En boca cerrada no entran moscas, Quien mucho habla mucho hierra.

Y no solo el refranero. Un proverbio persa dice «La palabra que retienes dentro de ti es tu esclava; la que se te escapa es tu señora» y Aristóteles decía «El hombre es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras».

Habrá que hacer caso, pues.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *