Autoantónimos (2)

lapices

La enantiosemia es un tipo especial de polisemia en el que una palabra tiene dos significados opuestos. Estos términos reciben también el nombre de autoantónimos.

En general encontramos el origen de la enantiosemia en el uso continuado de la ironía y de la antífrasis, que es una figura retórica de pensamiento que consiste en afirmar lo contrario de lo que se quiere decir. Por ello llega a asentarse en la lengua un significado contrario al original y, en algunos casos, este nuevo significado llega a desplazar al original en el uso habitual.

Son pocos los casos en los que el término puede caer en la ambigüedad, ya que el contexto o la entonación nos aclaran el significado.

Algunos ejemplos son:

-batacazo
Fracaso o caída brusca en un asunto, negocio o posición, según la segunda acepción del DRAE. Triunfo o suceso afortunado y sorprendente, según la cuarta. Aunque esta última se circunscribe a la América meridional.

-disculpar
Según la segunda acepción es no tomar en cuenta o perdonar las faltas y omisiones que alguien comete. Según la tercera es pedir indulgencia por lo que ha causado o puede causar daño. O sea, la segunda equivale a aceptar disculpas y la tercera a ofrecer disculpas.

-enervante
Que debilita o quita las fuerzas, según la primera acepción. Que excita los nervios o pone nervioso, según la segunda.

-evento
El DRAE nos dice que, en su segunda acepción, significa eventualidad, hecho imprevisto, o que puede acaecer. Para decirnos en la siguiente que significa suceso importante y programado, de índole social, académica, artística o deportiva.

-galante
Se dice del hombre atento, cortés, obsequioso, en especial con las damas, según la primera acepción. Según la segunda se dice de la mujer que gusta de galanteos.

-limosnero
La primera acepción del DRAE habla sobre alguien caritativo, inclinado a dar limosna. Y en la segunda acepción habla del pordiosero que la pide.

-medroso
Según la primera acepción es un adjetivo que califica al temeroso, pusilánime, que de cualquier cosa tiene miedo. Y según la siguiente que infunde o causa miedo.

-nimio
Según la primera acepción se trata de un adjetivo dicho generalmente de algo no material: Insignificante, sin importancia. Y según la segunda se trata de un adjetivo dicho generalmente de algo no material: Excesivo, exagerado. El propio diccionario nos aclara que el término proviene del latín nimius ‘excesivo, abundante’, sentido que se mantiene, pero fue también mal interpretado y recibió acepciones de significado contrario.

-sancionar
La segunda acepción nos habla de autorizar o aprobar cualquier acto, uso o costumbre. Y la tercera de aplicar una multa o castigo a alguien o a algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *