El cementerio está lleno de valientes

guerreros griegos

Arquíloco —un poeta jonio del siglo VI a. de C.— cuenta como él mismo perdió su escudo en plena batalla cuando se encontraba rodeado de enemigos y que optó por huir en vez de acometerles.

Y que cuando todos le afearon su comportamiento y lo llamaron cobarde y desertor, él se defendió diciendo: «Sabed, amigos, que el Hades está repleto de valientes, y que no es deshonra que un pobre soldado salve lo único que tiene: la vida».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *