A la mierda abanico, que se acabó el verano

A la mierda abanico, que se acabó el verano es un refrán que nos habla de la ingratitud.

Con él se alude al egoísta y aprovechado que solo frecuenta el trato con otra persona mientras espera obtener algún beneficio de ella. Y que, una ven obtenido lo que quería y sin posibilidad de sacar más réditos de esa persona, la deja de lado apartándola de sí de mala manera.

Es, pues, refrán aplicable al ingrato e interesado que arrincona y olvida a las personas cuando ya han dejado de ser útiles para él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *