Negro

máquina de escribir

¿Sabías por qué llamamos NEGRO a quien hace el trabajo que otro se atribuye?

También se dijo de quien trabajaba para otro en la oscuridad, de manera oculta y no revelando su identidad.

En la lengua de germanía —utilizada por los truhanes y hampones en los Siglos de Oro— se utilizaba el término negro para referirse al sujete al que su jefe le confiaba encargos de dudosa moralidad. Una persona de total confianza encargada del trabajo negro, aquél de cuyo verdadero autor o instigador no se tenía noticia.

En la América colonial se llamó negro al esclavo de confianza del amo. Este llevaba a cabo cometidos de importancia —que debían realizarse en secreto— con total discreción.

En la actualidad se aplica a aquél que realiza un trabajo en el anonimato por encargo de otra persona, que es la que se atribuye el mérito. Más concretamente aplicado al ámbito literario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés