Chistes (48)

riendo

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos. O no.

-¿Bomberos? ¡Mi casa se incendia!
-¿Y dónde se originó el fuego?
-¡Y yo que sé! En la prehistoria, supongo, pero ¿van a venir ya?

-¿Mañana tienes colegio?
-Sí.
-¿Y qué tienes a primera hora?
-Mucho sueño.

-Amor, llevamos ya un mes sin tener sexo.
-¿Llevamos?

-Necesito una mesa grande.
-Pues mire, en esta caben 8 personas sin problemas.
-Uf, y dónde encuentro yo 8 personas sin problemas

-Estoy leyendo un libro que se titula ‘La honestidad y otros valores’
-Vaya. ¿Y dónde lo compraste?
-Lo robé de la biblioteca.

-Bienvenida a casa suegra, ¿cuánto se va a quedar?
-Hasta que os canséis de mí.
-Pero… ¿cómo?… ¿ya se va?

-Te noto circunspecto, nefelibato y algo taciturno. ¿Necesitas algo?
-Sí, un diccionario.

-¿Cómo se llama tu mujer?
-Lucía Fernanda, pero yo la llamo cariñosamente Lucifer.

-Me siento solo.
-Yo también, sentarse es fácil.

-Hola guapa, ¿cómo te llamas?
-María de Los Ángeles, ¿y tú?
-Pedro, de Nueva York

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *