Textos asimétricos (5)

currículo

Un nuevo caso de textos asimétricos.

En la redacción de un periódico se recibe una solicitud de empleo acompañada de un extenso currículo a todas luces falso.

La carta de presentación acaba con las siguientes frases:

¡Y no se hable más!
Espero que esté de acuerdo
pues no le puedo aceptar
una respuesta negativa.
Esta demanda de empleo merece
aceptarse con los ojos cerrados.
Nunca
ser despreciada.
Siempre
más valorada que otras opciones.
No puede ser
de otra manera.
¡Piénselo!

El jefe de redacción le responde con las mismas frases, pero con la advertencia de que debe leerlas de abajo a arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *