Sangre

A primera sangre

Establecer un límite.

El duelo debe terminar cuando uno de los contendientes sea herido. A primer sangre.

 

A sangre fría

Con premeditación y cálculo, sin dejarse vencer por las emociones.

Se trata de un asesinato a sangre fría.

 

A sangre y fuego

Cuando se lleva a cabo una acción con la mayor violencia, sin importar el daño que se pueda causar.

¡Al ataque! ¡A sangre y fuego!

 

Beber la sangre a alguien

Sentir odio y deseos de venganza.

Fíjate cómo lo mira, parece que vaya a beberle la sangre.

 

Chupar la sangre

Ir mermando paulatinamente los bienes de alguien en beneficio propio.

Cayó en manos de un usurero que le chupaba la sangre.

 

Correr la sangre

Producirse altercados en cuyo transcurso se derrama sangre.

Si no alcanzan un acuerdo pronto va a empezar a correr la sangre.

 

Dar la sangre de las venas

Disposición a sacrificarlo todo por algo o alguien.

Daría la sangre de mis venas por que fueses feliz.

 

Escribir con sangre

Escribir con ensañamiento.

¡Menudo artículo! Está escrito con sangre.

 

Hacerse uno mala sangre

Estar incómodo o enfadado y mortificarse por no poder ponerle remedio.

El examen ya está suspendido. No te hagas mala sangre.

 

Hacerse uno sangre

Causarse una herida y provocar así la efusión de sangre.

Me caí y me hice sangre en las rodillas.

 

Helarse la sangre en las venas

Sufrir un gran susto, una gran impresión.

Era un aullido escalofriante, se me heló la sangre en las venas.

 

Hervir la sangre

Tener el vigor y la lozanía propia de la juventud.

Es un muchacho muy apasionado. Le hierve la sangre.

 

Llevar algo en la sangre

Llevar algo muy dentro, inherente a la persona, innato, por herencia o convicción.

Es una persona muy compasiva, lo lleva en la sangre.

 

No llegar la sangre al río

No tener un acto consecuencias graves.

Tampoco es algo tan grave y no llegará la sangre al río.

Ver No llegar la sangre al río

No tener sangre en las venas (Tener sangre de horchata)

Ser indolente y actuar con calma, incluso en situaciones que requieren reaccionar con energía y decisión.

Le despiden injustamente y se queda callado. No tiene sangre en las venas.

 

Pedir sangre

Exigir venganza.

Los asesinaron a todos. Eso pide sangre.

 

Subir la sangre a la cabeza

Perder la serenidad, actuar impulsivamente y sin razonar.

Al ver esos abusos se me subió la sangre a la cabeza y perdí el control.

 

Sudar sangre

Esforzarse mucho para conseguir un objetivo.

Para aprobar esta oposición se ha de sudar sangre.

 

Tener mala sangre

Tener mal carácter.

No te metas con él que tiene mala sangre y saldrás mal parado.

 

Tener sangre azul

Ser de la nobleza.

No es que sean ricos, es que son aristócratas de sangre azul.

Ver Sangre azul

Tener sangre caliente

Actuar habitualmente de forma apasionada, irreflexiva y vehemente.

Siempre está metido en líos porque es de sangre caliente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés