Pedir la mano

¿Sabías por qué PEDIR LA MANO es solicitar permiso al padre de la novia para contraer matrimonio?

Antiguamente, cuando un hombre quería contraer matrimonio con una mujer, era necesario que se presentara formalmente frente al padre o tutor de ésta para pedirle su mano.

Esta tradición proviene de antiguo. En el Derecho romano se recogían los derechos de las mujeres, la potestad de los cuales recaía sobre el padre o el marido. Esta capacidad recibía el nombre de manus ‘mano’ y representaba el poder judicial de un varón sobre las mujeres de la familia.

Entonces, pedir la mano (el manus) era pedir el traspaso de esa potestad sobre la mujer pretendida. Si el padre accedía a esa pretensión, el prometido pasaba a tener desde ese momento tal potestad sobre la novia y se cerraba el acuerdo con una celebración previa que recibía el nombre de esponsales. De sponsus ‘compromiso’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés