Dime con quién andas y te diré quién eres

Dime con quién andas y te diré quién eres es un refrán que nos advierte de la decisiva influencia que ejercen las buenas o malas compañías sobre el comportamiento de las personas.

De forma más general, dice que de los lugares y amistades que frecuenta una persona es posible deducir sus gustos y aficiones y, por ende, saber cómo se comporta y quién es.

No en vano las personas mantienen contactos más frecuentes y cercanos con aquellas personas con las que sienten más afinidad en gustos, pensamiento y comportamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *