Al ave de paso, cañazo

Ave de paso, cañazo, es refrán que critica el abuso de algunos mesoneros, venteros y, en general, restauradores que cometen abuso en los precios con los clientes eventuales o de paso.

¿Quién no conoce un establecimiento con unos precios para los lugareños y otros, mucho más elevados, para los turistas o gentes de paso? Pues a eso se refiere el refrán, que tanto critica al que emplea un doble rasero, como advierte de tal práctica al forastero.

¿Cuidar al visitante para que vuelva o sacarle provecho que ya vendrá otro? Parece que el Refranero lo tiene claro.

Opinión que está en línea con el modismo Hacer el agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *