Hombre de pelo en pecho, hombre de dicho y hecho

El Refranero recoge el sesgo machista de la sociedad en multitud de refranes. Éste es uno de ellos.

Hombre de pelo en pecho, hombre de dicho y hecho, es un refrán que nos habla de una de las cualidades que son propias a la hombría: ser un hombre de palabra.

El pelo en pecho es considerado un signo de virilidad, de que el joven ya puede ser considerado adulto por madurez fisiológica.

Pero a esta madurez le ha de acompañar un comportamiento propio de hombe cabal que, entre otras cosas, debe ser fiel a su palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *