A la pereza sigue la pobreza

A la pereza sigue la pobreza; es un refrán que nos sugiere que la holgzanería es el primer paso para llevar una vida desgraciada y miserable. Si bien el pobre puede lograr hacer fortuna con su trabajo y esfuerzo, el perezoso no ganará nada o echará a perder lo que tenga.

Nada de importancia se consigue sin esfuerzo.

Si lo tendrá claro el Refranero, que, en el mismo sentido, encontramos otros refranes: Pereza no es pobreza, pero por ahí se empieza; Abre la puerta a la pereza y entrará en tu casa la pobreza; La pereza es madre de la pobreza; Pereza: llave de pobreza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *