A la fuerza ahorcan

A la fuerza ahorcan y quedan bien ahorcados, es un refrán con el que se da a conocer la queja del que se ve obligado a hacer algo que no le gusta.

Igual que uno no va a la horca por gusto, de la misma manera se hace lo que no queda más remedio que hacer, por mucho que nos disguste y por muy pocas ganas que se tenga de hacerlo.

Es más habitual oír la forma abreviada: A la fuerza ahorcan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*