Verle las orejas

¿Sabías por qué VERLE LAS OREJAS a alguien es descubrir su verdadera naturaleza?

También descubrir sus intenciones ocultas.

La locución tiene su origen en una fábula de Esopo, titulada el asno y la piel de león.

Un asno disfrazado
con una grande piel de león andaba.
por su temible aspecto casi estaba,
desierto el bosque, solitario el prado.
Pero quiso el Destino
que le llegase a ver desde el molino
la punta de una oreja el molinero.
Armado entonces de un garrote fiero,
dale de palos, llévalo a su casa.
Divúlgase al contorno lo que pasa;
llegan todos a ver en un instante,
al que habían temido león reinante,
y haciendo mofa de su idea necia,
quien más le respetó, más le desprecia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés