Obra empezada, medio acabada

Obra empezada, medio acabada, es refrán que nos enseña que la mayor dificultad en cualquier empresa es darle inicio.

El momento de pasar de los proyectos a la realidad es el más costoso. Una vez dado el primer paso, el resto es mucho más fácil. Por ello el Refranero nos enseña que debemos acometer con prontitud nuestros asuntos por muy complicados que parezcan, pues una vez iniciado el trabajo el resto es más sencillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *