Chabacano

¿Sabías por qué llamamos CHABACANO a aquél que se comporta de manera grosera?

Se aplica a aquél o aquello considerado vulgar, ordinario, grosero, de mal gusto.

Se le considera un término derivado de chavo y chaval. Proviene de Filipinas, una colonia española en el siglo XVII. Ya el DRAE, en la tercera acepción del término nos dice: ‘lengua criolla de base española y con la estructura gramatical de lenguas nativas, que se habla en Mindanao y otras islas filipinas’.

Ocurre que, a principios de ese siglo, se trasladaron hasta Filipinas un gran número de trabajadores de habla hispana, procedentes de la península y de América latina. Al mezclarse estos nuevos pobladores con los filipinos nativos, surgió con el paso del tiempo un dialecto carente de reglas gramaticales, como resultado de haber mezclado numerosas palabras de ambas lenguas y de la falta de cultura de los hablantes, ya que tanto los recién llegados, como los soldados, como la mayoría de los nativos, eran analfabetos.

Una nueva lengua criolla que se extendió principalmente por el sur de Filipinas. Y que se consideró en la metrópoli vulgar, grosera y de mal gusto. Es decir, chabacana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés